Enlaces accesibilidad

El primer ministro del Líbano anuncia su renuncia

  • Saad Hariri se encuentra de visita en Arabia Saudí
  • Ha criticado a Irán y al grupo chií Hizbulá, que forma parte del Gobierno
  • Al Arabiya ha revelado un intento de asesinato, pero sin revelar su fuente

Por
El primer ministro del Líbano, Saad Hariri, habla en una conferencia en Beirut
El primer ministro del Líbano, Saad Hariri, habla en una conferencia en Beirut. EFE/EPA/ DALATI NOHRA

El primer ministro del Líbano, Saad Hariri, ha anunciado su renuncia al cargo de forma inesperada después de viajar por sorpresa a Arabia Saudí, en el segundo viaje que realiza a ese país en cinco días.

En una declaración a la televisión Al Arabiya, reproducida por televisiones locales y por la Agencia Nacional de Noticias (ANN), Hariri ha vertido críticas al papel de Irán en la región y al grupo chií Hizbulá, que forma parte del Gobierno que encabezaba hasta hoy.

Hariri ha dicho que en Líbano se vive un clima "similar" al que precedió el asesinato de su padre, Rafik Hariri, muerto en un atentado en febrero de 2005 cuando era primer ministro. De hecho, el canal saudí ha explicado que el grupo que preparaba el atentado desconectó las cámaras de las torres de vigilancia que había en la ruta por donde iba a pasar la comitiva del primer ministro en Beirut.

Al Arabiya no ha ofrecido más detalles sobre el intento de asesinato y tampoco ha revelado su fuente. Por su parte, la oficina de comunicación de la Dirección General de las Fuerzas de Seguridad del Líbano ha negado en un comunicado ser la fuente de la información difundida por Al Arabiya y ha aclarado que no tiene datos relativos a ese supuesto atentado frustrado.

En su discurso, ha afirmado que "donde va Irán es para provocar conflictos y destrucción" y ha sostenido que la "injerencia" de Teherán en la región "muestra su resentimiento contra la nación árabe".

También ha acusado a Hizbulá, grupo apoyado por Irán, de "imponer un statu quo por la fuerza de sus armas". "Digo a Irán y a sus seguidores que van a perder y que sus manos serán cortadas si perjudican a la nación árabe y el mal se volverá contra ustedes". A los libaneses, les ha augurado que conseguirán "vencer el tutelaje interno y externo" con la fuerza de su "determinación".

Hariri, líder de la coalición antisiria del 14 de Marzo, fue nombrado primer ministro el pasado diciembre para liderar un gobierno de "unidad" también integrado por Hizbulá, grupo del que siempre fue un férreo opositor. Anteriormente ocupó la jefatura del Gobierno entre 2009 y 2011, cuando tuvo que dimitir por la retirada de los ministros chiíes de su gabinete.

Hariri telefoneó al jefe del Estado desde Riad para comunicarle su renuncia

Su renuncia se produce un día después de que recibiera en Beirut a Akbar Velayati, asesor del líder supremo de Irán, Alí Jamenei. Tras esa reunión, Velayati afirmó que "Irán sostiene y protege la independencia, la fuerza y el Gobierno del Líbano", según un comunicado oficial del Ejecutivo libanés.

Mientras, el presidente del Líbano, Michel Aoun, aguarda el regreso de Saad Hariri al país para informarse de las "circunstancias" de su dimisión como primer ministro, que comunicó por teléfono al jefe del Estado desde Riad, según ha indicado la oficina de prensa de la Presidencia en un comunicado.

El titular libanés de Justicia, Salim Jereissati, correligionario de Aoun y aliado del grupo chií Hizbulá, ha dicho que la dimisión de Hariri es "sospechosa y confusa por su programación, el lugar donde fue anunciada, el medio utilizado y el contenido de su discurso", ha señalado ANN.

El líder druso Walid Yumblat, jefe del Partido Socialista Progresista, ha dicho que se produce en "un momento inoportuno. Tendrá consecuencias graves para la economía y para el Líbano".

Noticias

anterior siguiente