Enlaces accesibilidad

Cataluña | Declaración de independencia

La Autoridad Fiscal avisa de que la crisis política catalana podría reducir al 1,5% el crecimiento de España en 2018

  • Eso sucedería en el peor escenario, mientras que en el mejor caso caería al 2,3%
  • El impacto será mayor o menor en función de si es temporal o se cronifica
  • La AIReF apunta que el déficit público podría subir entre 2 y 5 décimas

Por
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, y la directora de la División de Análisis Presupuestario Cristina Herrero
El presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, junto la directora de la División de Análisis Presupuestario Cristina Herrero. EFE/Chema Moya

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha alertado este miércoles de que,  en el peor escenario, la incertidumbre asociada a la crisis en Cataluña podría reducir al 1,5% el crecimiento económico de España el año que viene. En el mejor de los casos, este organismo cree que ese avance sería del 2,3%, la cifra marcada por el Gobierno en su Plan Presupuestario para 2018 que ya rebajaba en 3 décimas las previsiones manejadas por el Ejecutivo hasta ahora.

Según la AIReF, la situación en Cataluña restará entre 0,4 y 1,2 puntos porcentuales a su estimación de crecimiento para el próximo año (2,7%), en función de si el impacto es temporal o se cronifica.

La Autoridad Fiscal ve "factible" cumplir estas estimaciones, ya que incorpora un impacto de entre tres y cuatro décimas por la situación en Cataluña que califica de "prudente" en un entorno de temporalidad de la incertidumbre, aunque "existen riesgos adicionales a la baja".

El impacto económico dependerá de la duración e intensidad de la crisis

En su plan, el Gobierno achaca la rebaja del crecimiento a la potencial caída del consumo privado, a lo que la AIReF añade el posible descenso en la inversión empresarial, aunque ve probables las estimaciones en materia de demanda externa gracias a la "buena situación estructural" de la cuenta corriente.

La ralentización del crecimiento también afectará al déficit público, que podría incrementarse entre 2 y 5 décimas sobre la previsión del 2,2% adelantada por esta institución.

La crisis institucional en Cataluña "necesariamente va a tener impactos económicos y que pueden ser incluso muy significativos", según la AIReF, aunque resultan difíciles de cuantificar porque se desconoce su duración e intensidad.

La Autoridad distingue entre dos tipos de impacto: uno común, por el que la incertidumbre afecta a decisiones de inversión o consumo y, por lo tanto, al crecimiento, y otro "más directo" en Cataluña que, por el momento, resulta difícil de calcular y que redundaría en el resto del país.

Un 1% de caída en el PIB catalán restaría 0,2% al crecimiento de España

En cualquier caso, estiman que cada punto porcentual de caída de la actividad económica en Cataluña mermaría 0,2 puntos porcentuales el crecimiento de España y que cada 1% de descenso del empleo en la región reduciría un 0,17% el del conjunto del país.

Para este año, la AIReF confía en que se mantenga el crecimiento económico gracias a la inercia actual, ya que haría falta "un shock particularmente alto" en los próximos meses para que el repunte bajara del 3%. Y ese escenario adverso, según sus cálculos, tiene menos del 15% de probabilidades de ocurrir.

De hecho, esta "solidez" del crecimiento le hace ser "optimistas" para descartar una eventual recesión en España, mientras que en el caso de Cataluña se limita a apuntar que el impacto "puede ser muy grande".

En cambio, la Autoridad Fiscal no se ha mostrado especialmente preocupada por el retraso de los Presupuestos para 2018, ya que incluso ve factible lograr el objetivo inicial de déficit del 2,2% del PIB -que el propio Gobierno ya ha elevado al 2,3%-, aunque "en la medida que vayamos a ir a crecimientos más bajos" la meta será más difícil de lograr.

Noticias

anterior siguiente