Enlaces accesibilidad
Tiroteo en Las Vegas

Trump achaca el tiroteo de Las Vegas a un "enfermo" y esquiva pronunciarse sobre el control de armas

  • "Hablaremos sobre las leyes de armas cuando el tiempo pase", ha señalado
  • Ha subrayado la responsabilidad individual del tirador, que mató a 59 personas
  • "Era un hombre enfermo, un demente", ha argumentado el presidente de EE.UU.

Por
La masacre de Las Vegas reabre el debate sobre la posesión de armas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha subrayado este martes la responsabilidad individual del autor del tiroteo que dejó 59 muertos en un festival de música en Las Vegas, al señalar que se trataba de un "enfermo" y un "demente", al tiempo que aplazaba sine die un debate sobre el control de las armas de fuego. El debate "tal vez" se dé, "pero no por ahora", ha dicho el presidente.

En unas breves declaraciones a la prensa antes de viajar a Puerto Rico, Trump ha señalado que Stephen Paddock, el jubilado de 64 años que disparó a la multitud desde el piso 32 de un hotel en Las Vegas antes de suicidarse, era "un individuo muy, muy enfermo".

El tiroteo en Las Vegas reabre el debate sobre el control de armas en Estados Unidos

En su comparecencia con motivo del ataque, este lunes en la Casa Blanca, Trump ya recalcó que el tiroteo, el más mortífero en la historia de Estados Unidos, era "un acto de pura maldad"; este martes, ha vuelto a insistir en la responsabilidad del asesino sin hacer referencia a la violencia por armas de fuego que sacude cada cierto tiempo al país.

Era un hombre enfermo, un demente

"Era un hombre enfermo, un demente. Con un montón de problemas, me imagino, y le estamos investigando muy, muy seriamente", ha abundado el mandatario, que también ha vuelto a defender la actuación de la policía ya ha vuelto a calificar de "milagro" su "rápida" respuesta al ataque.

Un arsenal en manos del tirador

Las autoridades, en cualquier caso, siguen sin desentrañar los motivos últimos que llevaron a Paddock, un contable jubilado y acomodado que gustaba de apostar grandes cantidades de dinero, a perpetrar el ataque. Por el momento, pese a la reivindicación del Estado Islámico, parece descartado el móvil terrorista.

Paddock, que abrió fuego desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay contra los miles de espectadores que asistían al festival de música country Route 91 Harvest en una explanada cercana, tenía con él 23 armas de fuego cuando las fuerzas de intervención rápida entraron en la habitación que ocupaba, en la que ya se había suicidado de un disparo.

La policía investiga los motivos que llevaron a Stephen Paddock a disparar contra la mutlitud en Las Vegas

Asimismo, la policía halló este lunes otras 19 en su casa de Mesquite, a unos cien kilómetros de Las Vegas; en total, disponía de 42 armas, sumando las encontradas en su casa y las que estaban en la habitación del hotel.

Tras el tiroteo, numerosos legisladores demócratas pidieron este lunes a los republicanos que dejen de bloquear las leyes para el control de armas. Sin embargo, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, señaló que es "prematuro" hablar de aumentar el control de armas y opinó que ese debate puede tenerse más adelante, aunque Trump, recordó, es "un férreo defensor" del derecho a portar armas.

Noticias

anterior siguiente