Enlaces accesibilidad

El PSOE propone crear una comisión en el Congreso sobre la crisis de Cataluña

  • Entre este lunes y este martes, hablará con Rajoy para explicarle la iniciativa
  • También quiere hablar con el resto de fuerzas parlamentarias
  • Apuesta por el "diálogo constructivo" para abordar el desafío soberanista

Por
Pedro Sánchez ha vuelto a manifestar su apoyo al Gobierno en el desafío independentista

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes que su partido registrará en el Congreso su propuesta de crear una "comisión de evaluación y modernización del estado autonómico" que sirva para desbloquear la crisis territorial de Cataluña.

En rueda de prensa después de la Ejecutiva federal, Sánchez ha detallado que su intención es hablar este lunes mismo o, a más tardar, este martes, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para explicarle personalmente la iniciativa. A partir del jueves hablará con los líderes de las demás fuerzas políticas con representación parlamentaria, incluidos los independentistas catalanes.

Para Sánchez, este "órdago político" debe ser la principal "prioridad" política para este momento y, por ello, ha pedido que "todas las fuerzas políticas" se unan para "resolver desde el diálogo esta crisis en Cataluña".

Tras manifestar su total apoyo y "unidad" con el Estado, ha insistido en que "sólo con la ley no basta" y hay que apostar por la política. "Todas las fuerzas deberíamos certificar en el Congreso nuestra disponibilidad para el diálogo", ha afirmado Sánchez.

El líder socialista se ha mostrado convencido de que "hay mimbres" para que su propuesta salga adelante, puesto que en los últimos tiempos han sido varios los grupos políticos que han presentado iniciativas de reforma del Estado autonómico, de manera que todos están "en la misma onda".

El PSOE apuesta por el "diálogo constructivo"

La dirección del PSOE, en una reunión monográfica sobre Cataluña, ha convenido que "sin la ley no hay salida, pero sin diálogo tampoco", por lo que Sánchez ha llamado a todas las fuerzas políticas a un "gran diálogo constructivo" y ha defendido que ahora no es momento de "poner nombres y apellidos" a las propuestas concretas de cada partido.

A su modo de ver, crear ese espacio supondrá lanzar "el mensaje más poderoso de los últimos años, la determinación de reconstruir la unión entre todos los pueblos de España".

Sobre la negativa del Gobierno a abrir espacios de diálogo antes del 1 de octubre, el líder socialista ha apuntado que, si después de ese día obtiene "garantías" de comenzar esa comisión, el PSOE "será generoso y antepondrá lo fundamental" a la fecha.

Sánchez ha recordado que esta semana se quieren aprobar de "manera unilateral" en el Parlamento catalán leyes en pro del independentismo pero ha afirmado que, "en democracia, las vías unilaterales no existen". Además, ha remarcado que la "convicción" del PSOE es "firme", y "la solución se llama diálogo" y en el "principio" de la solución está la "palabra".

Advierte a Colau: "No se puede contentar a todos"

Por otro lado, el líder del PSOE ha emplazado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a pronunciarse sobre la legalidad del referéndum independentista y le ha advertido de que "en política, como en la vida, no se puede contentar a todos y hay momentos en que uno debe saber dónde está".

Sánchez se ha referido en estos términos a unas declaraciones de Colau sobre la consulta anunciada para el 1 de octubre. La alcaldesa ha explicado que a ella no le compete decir a los barceloneses que el referéndum es ilegal y ha asegurado que cuando haya un requerimiento formal a los ayuntamientos está dispuesta a facilitar que se pongan las urnas "sin poner en peligro a ningún funcionario".

Sin embargo, Sánchez, tras dejar claro su "respeto personal y político" por la regidora, ha hecho hincapié en la necesidad de fijar posición sobre esta convocatoria y ha remarcado que los socialistas están "en el lado de la defensa de la democracia y la legalidad".

Noticias

anterior siguiente