Enlaces accesibilidad
Cataluña

Junts pel Sí y la CUP registran la proposición de ley del referéndum en el Parlament

  • La admisión a trámite de la ley está prevista a partir del 16 de agosto
  • El Gobierno recurrió al Constitucional la reforma del reglamento del Parlament
  • JxSí y la CUP: "Ni Rajoy ni el TC podrán parar el referéndum"

Por
Junts pel Sí y la CUP registran la proposición de ley con la que quieren llevar a cabo el referéndum del 1 de octubre

Los grupos parlamentarios de Junts pel Sí y la CUP han registrado este lunes la proposición de ley del referéndum en el Parlament solo dos días después de que el Gobierno recurriera ante el Tribunal Constitucional la reforma del reglamento de la Cámara catalana que facilitará la celebración del referéndum independentista anunciado para el 1 de octubre, un recurso que este lunes analiza el Constitucional.

El texto de la proposición, firmado por todos los diputados de los dos grupos, salvo los que forman parte de la Mesa, ha quedado así registrado, si bien la admisión a trámite de la proposición de ley está prevista a partir del 16 de agosto, cuando se retomará la actividad en el Parlament.

La proposición de ley ha sido registrada en representación de Junts pel Sí (JxSí) por su presidente, Lluís Corominas; la portavoz, Marta Rovira, y el diputado Jordi Orobitg, mientras que por parte de la CUP estaban presentes Gabriela Serra y Benet Salellas.

Minutos después de quedar registrada la proposición de ley del referéndum, el Partido Popular de Cataluña y Ciudadanos presentaban ante el Constitucional un recurso en contra de la reforma del reglamento del Parlament con la que consideran que los independentistas tratan de "amordazar" a la oposición.

Este recurso al Alto Tribunal se suma al que el Consejo de Ministros aprobó el viernes pasado contra la reforma del reglamento del Parlament que permite la aprobación de leyes, entre ellas las previstas para amparar el referéndum, mediante el trámite de lectura única, con lo que no sería necesario un debate, ni la presentación de enmiendas.

JxSí y la CUP: "Ni Rajoy ni el TC podrán parar el referéndum"

Junts pel Sí y la CUP han explicado que el registro de la ley de referéndum en el Parlament es una "respuesta a la impugnación" de la reforma del reglamento y han advertido de que el referéndum no lo podrá "parar" ni el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ni el Tribunal Constitucional.

En rueda de prensa en el Parlament tras realizar el registro, el presidente de JxSí, Lluís Corominas, ha destacado que quieren tramitar dicha ley por la vía de "urgencia extraordinaria".

Corominas ha destacado que la lectura única que incluye la reforma del reglamento es una opción que tienen otros parlamentos autonómicos y el Congreso de los Diputados, por lo que ha considerado que, si se tumbara en Cataluña, debería hacerse lo mismo en el resto de cámaras.

Además, ha explicado que la ley de referéndum ha sido firmada por todos los diputados de los dos grupos independentistas salvo los miembros de la Mesa (Carme Forcadell, Lluís Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet, todos de JxSí), para preservar así su "imparcialidad".

Por su parte, el parlamentario de la CUP Benet Salellas ha señalado que es una "ley de país" a la que ha invitado a sumarse más diputados fuera de JxSí y la CUP: "aún estamos a tiempo", ha añadido en un guiño sobre todo a parlamentarios de Catalunya Sí Que Es Pot.

La ley contempla "un régimen jurídico excepcional" para el referéndum

JxSí y la CUP establecen en la proposición de ley registrada este lunes las condiciones y garantías que tiene que tener el referéndum que desean convocar para el 1 de octubre, aunque el texto puede ser modificado.

La base legal sobre la que se asienta la nueva ley se refleja en el artículo 2, al afirmar que el pueblo de Cataluña es un "sujeto político soberano" y, como tal, "ejerce el derecho a decidir libre y democráticamente su condición política".

La ley establece "un régimen jurídico excepcional" para celebrar el referéndum y se ampara en la legislación internacional, especialmente en sentencias del Tribunal Internacional de La Haya y de la Corte Suprema del Canadá que consideran aplicables en la consulta catalana.

El artículo 3 supone una advertencia ante la previsible suspensión de la ley por parte del Tribunal Constitucional (TC), y destaca que "prevalece jerárquicamente sobre todas aquellas normas que puedan entrar en conflicto, puesto que regula el ejercicio de un derecho fundamental inalienable del pueblo de Cataluña".

También indica, ante posibles querellas u otras acciones judiciales, que la ley ampara "a todas aquellas autoridades, personas y empresas que participen directa o indirectamente" en la preparación y celebración del referéndum.

En la ley se indica que, si en el recuento de votos válidos hay más votos afirmativos que negativos, esto "implica la independencia de Cataluña" por lo que, a tal efecto, el Parlament "dentro de los dos días siguientes a la proclamación de los resultados" celebrará "una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de la independencia de Cataluña, sus efectos y el inicio del proceso constituyente".

Noticias

anterior siguiente