Enlaces accesibilidad

Las tropas iraquíes reconquistan la simbólica mezquita de Mosul donde el Dáesh proclamó su califato

  • Hoy hace justo tres años que Al Bagdadi fue nombrado califa
  • Es un golpe simbólico al Estado Islámico, cada vez más acorralado
  • El primer ministro dice que la captura significa "el fin del estado falso" del Dáesh

Por
 Miembros de la policía federal iraqui hacen el gesto de la victoria en la Ciudad Vieja de Mosul.
Miembros de la policía federal iraqui hacen el gesto de la victoria en la Ciudad Vieja de Mosul. AFP PHOTO / AHMAD AL-RUBAYE

Las tropas iraquíes han anunciado haber tomado este jueves las ruinas de la Gran Mezquita de Mosul coincidiendo con la autoproclamación hace tres años por parte del Estado Islámico del "califato". El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, ha asegurado en una comparecencia posterior que la captura significa "el fin del estado de falsedad" del Dáesh.

El comandante de las Operaciones Conjuntas, general Abdelamir Yarala, ha afirmado en un comunicado que las fuerzas antiterroristas "liberaron" la simbólica mezquita de Al Nuri y la zona de Seryejana, en el casco antiguo de Mosul, la ciudad más importante del norte de Irak.

Ruinas de la Gran Mezquita de Mosul, destruida por el Estado Islámico en junio de 2017.

Ruinas de la Gran Mezquita de Mosul, destruida por el Estado Islámico en junio de 2017. REUTERS/Erik De Castro

Fue en esta mezquita donde Abu Baker al Bagdadi hizo su primera aparición pública como recién autoproclamado califa el 4 de julio de 2014.

La llegada de las fuerzas iraquíes a este lugar simbólico, que fue destruido por los yihadistas el pasado 21 de junio, supone uno de los últimos pasos para completar la reconquista de Mosul, que llevaba en manos de Estado Islámico desde junio de 2014. El edificio, incluido su minarete, que data del siglo XII, quedó prácticamente destruido.

El EI destruye la icónica mezquita de Mosul

Los extremistas, acorralados en su feudo

Los extremistas están cada vez más acorralados por las fuerzas iraquíes en el casco antiguo de Mosul, el que fue su principal feudo en Irak.

Las fuerzas conjuntas -integradas por el Ejército y cuerpos policiales- aseguraron este miércoles que controlan el 50 % del casco antiguo y que sólo queda en manos de los yihadistas un cuadrante de 850 metros de ancho por 1.700 metros de largo en la ciudad vieja. 

Parece que puede ser sólo cuestión de días antes que los soldados logren recobrar la totalidad del casco antiguo donde se parapetan los yihadistas. El primer ministro Al Abadi ha dado instrucciones a los diferentes jefes de las unidades castrenses para "resolver" la batalla, tras ocho meses de contienda.

"Nuestros sacrificios y la sangre de nuestros mártires y heridos han tenido un importante rol para conseguir la victoria", ha asegurado Al Abadi. El primer ministro ha msotrado su determinación para "liberar el territorio entero de Irak", que ha sido ocupado por "las bandas terroristas".

La campaña de Mosul empezó el pasado octubre; en enero concluyó la liberación de los barrios al este del río Tigris y desde febrero las tropas iraquíes están combatiendo a los terroristas en el oeste de la ciudad, que antes de la ocupación del Dáesh llegó a tener cerca de dos millones de habitantes.

El mayor símbolo de Mosul

La mezquita de Al Nuri, construida en 1172 por el gobernante Nur al Din, de la dinastía de los zanguíes, era el mayor símbolo de la ciudad de Mosul. Era conocida en Irak y en los países vecinos por el minarete, de unos 45 metros de altura y forma cilíndrica, con una inclinación de varios grados, similar a la torre de Pisa, construido en ladrillo con motivos geométricos.

 Este combo de fotos tomadas con dos días de diferencia (20 y 22 de junio de 2017) muestran la desaparición del minarete de la mezquita Al Nuri de Mosul, volado por los terroristas del Estado Islámico ante el avance de las tropas iraquíes.

Este combo de fotos tomadas con dos días de diferencia (20 y 22 de junio de 2017) muestran la desaparición del minarete de la mezquita Al Nuri de Mosul, volado por los terroristas del Estado Islámico ante el avance de las tropas iraquíes. MOHAMED EL-SHAHED / AFP

La Unesco firmó en 2012 un acuerdo con las autoridades iraquíes para restaurar el minarete y evitar el peligro de derrumbe, pero el proyecto fue abandonado dos años después cuando el EI conquistó la ciudad.

La mezquita fue desmontada y restaurada en 1942, en un proyecto de restauración del Ministerio de Antigüedades, pero el minarete se mantuvo intacto, a pesar de su inclinación, de la que se tiene noticia desde el siglo XIV, según registros citados por la Unesco.

En Mosul, el EI ha destruido numerosos restos en las ruinas de la antigua ciudad asíria de Nínive, así como una torre medieval en el casco antiguo, el mausoleo del profeta Jonás e incontables piezas en el museo de la ciudad.

Noticias

anterior siguiente