Enlaces accesibilidad

Atentado en Mánchester

Theresa May: "Es un ataque terrorista atroz contra nuestros jóvenes"

  • La premier lo califica como "uno de los peores atentados" de la historia del país
  • La policía ha identificado al terrorista suicida aunque no da más detalles
  • El autor "eligió deliberadamente el lugar y la hora para causar el mayor daño"
  • Hay al menos 22 muertos, muchos niños, y 59 heridos, algunos en estado crítico

Por
May: "Los cuerpos de seguridad creen que el ataque es obra de una sola persona"

La primera ministra británica, Theresa May, ha calificado este martes en el atentado suicida en Mánchester como "uno de los peores ataques terroristas" en la historia de Reino Unido y ha prometido dedicar todos los esfuerzos del Estado a detener más ataques en el futuro y llevar a los responsables ante la justicia.

May, en una comparencia ante los medios tras reunirse con el gabinete de emergencia Cobra, ha confirmado que hay al menos 22 muertos, "muchos de ellos ellos niños" y 59 heridos, algunos en estado crítico. La premier ha señalado que el atentado fue cometido por "un único terrorista que hizo detonar un artefacto explosivo improvisado cerca de una de las salidas del lugar, eligiendo deliberadamente el momento y el lugar para causar el mayor daño posible". La policía cree haberle identificado e investiga si tenía colaboradores.

Atentado en Manchester - Al menos 22 muertos y más de 50 heridos en un atentado suicida en Manchester

Una matanza contra niños y jóvenes

La explosión en el Manchester Arena se produjo a las 22.33 de la noche en la salida que conecta el estadio con la estación de tren justo cuando niños, adolescentes y padres abandonaban el recinto tras el concierto de la cantante pop Ariana Grande, "rota" de dolor por lo ocurrido.

"Todos los actos terroristas son ataques cobardes contra inocentes, pero este destaca por su atroz y nauseabunda violencia por dirigirse contra jóvenes que estaban disfrutando de una de las mejores noches de su vida", ha asegurado May. "Los terroristas nunca van a ganar y nuestros valores, nuestro país y nuestra forma de vida siempre prevalecerán".

El terrorista eligió deliberadamente el lugar y la hora para causar el mayor daño posible

"Muchos estamos intentando entender a ese mente retorcida que no ve a los niños como personas a las que proteger sino como una oportunidad para cometer una matanza", ha añadido May. Tenemos que detener estos ataques en el futuro (...) y llevar a los responsables ante la justicia".

La reina Isabel II también ha expresado este martes sus "más profundas condolencias" a los afectados y ha afirmado que "todo el país ha sido sacudido por la muerte y las heridas" de las víctimas. En un comunicado, la soberana británica ha dado las gracias a "todos los miembros de los servicios de emergencia, que han respondido con tanta profesionalidad y atención" al "horrible" atentado de anoche.

Máxima alerta antiterrorista

May ha viajado esta tarde a Manchester donde se ha reunido con el jefe de la policía y el alcalde, así como con las fuerzas de seguridad que participaron anoche en el operativo. La política conservadora ha elogiado la "valentía inspiradora" de los servicios de emergencia y el "espíritu inquebrantable" de los ciudadanos de Manchester, que se han movilizado para acoger en sus casas a las víctimas y familiares del brutal atentado. 

Y las muestras de solidaridad continúan este martes porque todavía hay cientos de personas que buscan a familiares y amigos que asistieron al concierto. La Policía ha confirmado que varias personas siguen desaparecida.

La cobardía del atacante contrarrestó con la amabilidad de los ciudadanos

El ataque se ha producido apenas tres semanas antes de las elecciones legislativas en las que May espera obtener un fuerte liderazgo para negociar el acuerdo de salida de la Unión Europea. Todos los actos de campaña han quedado suspendidos por el momento.

La primera ministra británica ha informado de que el nivel terrorista se mantendrá como severo, lo que significa que un ataque es "altamente probable". May ha mantenido conversación telefónica con los principales líderes internacionales para enfatizar la importancia de hacer frente a la ideología que subyace tras los atentados.

El de este lunes es el peor acto terrorista en Mánchester y en todo el norte de Inglaterra en su historia, aunque la ciudad sabe lo que es ser golpeada por el terror. En 1996, un coche bomba colocado en el centro de la ciudad por el Ejército Republicano Irlandés Provisional (IRA) hirió a más de 200 personas.

Noticias

anterior siguiente