Enlaces accesibilidad

El papa llega a Fátima como un "peregrino de paz" arropado por cientos de miles de fieles

  • Francisco acude a Portugal para centenario de las apariciones de la Virgen
  • Miles de peregrinos le han aguardado durante horas en la explanada del santuario
  • El papa canonizará a los tres pastores que presenciaron las apariciones

Por
Miles de peregrinos arropan a Francisco a su llegada a Fátima

Cientos de miles de peregrinos de decenas de nacionalidades han recibido con aplausos, lágrimas y una enorme emoción al papa Francisco a su llegada al santuario de Fátima, con motivo de la conmemoración del centenario de las apariciones de la Virgen a los pastorcillos Francisco y Jacinta Marto.

Una vez más, el pontífice ha dado muestra de su cercanía con el pueblo ante la explosión de júbilo de los fieles que le aguardaban desde hacía horas en la explanada principal del recinto, en la pequeña localidad de Fátima, a poco más de 100 kilómetros al norte de Lisboa, al presentarse ante ellos como "un peregrino por la paz" en el primer acto de oración en el santuario portugués.

Así lo ha manifestado, rodeado del calor popular, en la oración dirigida a la Virgen en la "Capelinha", la capilla erigida en el preciso lugar donde tuvieron lugar las apariciones a los tres pastorcitos en 1917. Tras orar en silencio durante cinco minutos, el Papa ha dado gracias a Dios "que, siempre y en todo lugar, interviene en la historia del hombre", calificándose él mismo de "peregrino de la paz" que Dios anuncia en este lugar e implorando para el mundo "la concordia entre todos los pueblos".

Vengo como profeta y mensajero para lavar los pies a todos, en torno a la misma mesa que nos une

"Vengo como profeta y mensajero para lavar los pies a todos, en torno a la misma mesa que nos une", ha añadido. Más adelante, en referencia al mensaje de las apariciones, se ha dirigido a la Virgen: "Miro tu túnica de luz y, como obispo vestido de blanco, tengo presente a todos aquellos que, vestidos con la blancura bautismal, quieren vivir en Dios y recitan los misterios de Cristo para obtener la paz".

Primeros actos junto a los peregrinos

El papa Francisco se ha referido también a los pastorcitos que canonizará este sábado: "Haz que sigamos el ejemplo de los beatos Francisco y Jacinta, y de todos los que se entregan al anuncio del Evangelio. Recorreremos, así, todas las rutas, seremos peregrinos de todos los caminos, derribaremos todos los muros y superaremos todas las fronteras, yendo a todas las periferias, para revelar allí la justicia y la paz de Dios".

La oración del Papa se ha dividido en cinco partes, en medio de las cuales se han intercalado estrofas del Himno del Centenario de Fátima, cantada por la multitud. A su término, el Santo Padre ha rezado la oración del Centenario y, acto seguido, ha venerado la imagen de la Virgen y hecho entrega de la Rosa de Oro, una distinción especial que otorga el Vaticano a personas o lugares que han destacado por su defensa de la Iglesia o por el bien de la sociedad.

La jornada termina a última hora de la noche con el acto de bendición de las velas, si bien antes del rezo del rosario dedicará unas palabras a los fieles, en el que será su segundo discurso. Francisco asistirá a la procesión de las antorchas y la misa final la oficiará el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.

Los peregrinos ya esperan al papa Francisco en el santuario de Fátima

Encuentro con el presidente de Portugal

Antes de la llegada del papa, la basílica ha sido un constante reguero de personas desde primera hora de la mañana, muchas con banderas de sus respectivos países y con mensajes de paz para toda la humanidad.

La primera muestra de gratitud hacia Francisco se ha podido escuchar con un aplauso ensordecedor de todos los que se agolpaban en la basílica de Fátima, justo en el momento en el que el pontífice pisaba suelo portugués en la base aérea de Monte Real, a unos 50 kilómetros del santuario.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, ha encabezado la delegación de autoridades políticas que ha dado la bienvenida al pontífice a los pies de la escalerilla del avión. Antes de desplazarse a Fátima, el papa ha mantenido un encuentro privado con Rebelo de Sousa y ha rezado una oración en solitario en la capilla de la propia base, como también hizo Pablo VI al inicio de su peregrinación en Portugal.

Tanto en Monte Real como en el trayecto que recorrió en el "papamóvil" hasta el santuario, miles de devotos se han agolpado por las calles del recorrido para verle pasar.

El sábado, misa de canonización

Uno de los lugares más frecuentados del santuario, el de la quema de las velas, ha sido escenario del desfile de cientos de personas para arrojar al fuego alguna vela con la petición que se cumplan sus promesas, la mayoría relacionadas con la salud.

Los peregrinos también se sorprendido en esta primera jornada de la visita papal con el nuevo rosario gigante de 26 metros colocado ante la basílica, obra de la artista portuguesa Joana Vasconcelos.

El sábado será el día de la misa en la que canonizará a los dos hermanos pastores, Jacinta y Francisco, que junto su prima Lucía fueron testigos de las apariciones de la Virgen, y después de un almuerzo con todos los obispos de Portugal partirá de regreso a Roma.

La visita del Papa a Fátima ha dado lugar al restablecimiento de los controles fronterizos por parte del Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF) luso y otros cuerpos policiales de Portugal en colaboración con agentes de la Policía Nacional española. En concreto, estos controles se han restablecido desde las 00.00 horas de este martes 10 de mayo y hasta las 00.00 horas del domingo 14 de mayo.

Noticias

anterior siguiente