Enlaces accesibilidad

La ofensiva sobre Mosul ha expulsado de sus hogares a más de 100.000 civiles

  • Huyeron de los combates para arrebatar la ciudad al Estado Islámico
  • Ahora están refugiados en campamentos levantados por el Gobierno iraquí

Por
Una mujer sostiene a su hijo en uno de los campamentos para los refugiados huidos de Mosul
Una mujer sostiene a su hijo en uno de los campamentos para los refugiados huidos de Mosul REUTERS

La ofensiva militar que permitió arrebatar la ciudad iraquí de Mosul al grupo terrorista Estado Islámico ha expulsado de sus hogares a 103.362 personas, según el último balance del Ministerio de Migraciones de Irak, que ha levantado varios campamentos para alojar a los desplazados.

Los refugiados proceden de los barrios del este de Mosul, así como de las comarcas de Qorash, al sureste de la ciudad; de Telkif, al norte; Tel Abtah y Al Kanaus, al oeste, y Al Hauiya, en la provincia de Kirkuk, al sur.

Los dos principales campos son los de Yeeda II y la pista de aterrizaje del aeropuerto de la localidad de Al Qayara, a unos 55 kilómetros al sur de Mosul, capital de la provincia de Nínive.

Otros refugiados han sido trasladados a los campamentos de Dibka y Hasan Shami, en la provincia de Erbil, y Qimaua, en la provincia de Dohuk, ambas pertenecientes a la región autónoma del Kurdistán iraquí. Por último, también hay desplazados que se han ubicado en el campo de Lailan, en Kirkuk.

Escapar del Daesh en Mosul: una familia relata su huida de la ciudad a través de un campo minado

Reparto de ayuda alimentaria y sanitaria

El Ministerio de Migraciones destaca que sus equipos han distribuido ayuda alimentaria, sanitaria y de otro tipo a los desplazados en el momento de su llegada a los centros de acogida.

El subsecretario de Migraciones, Yasem al Atiya, ha detallado que se han repartido 39.243 paquetes de asistencia a las familias en los campamentos de Al Jazer y Hasan al Shami 2, situados en la zona de Al Jazer, dependiente de Erbil.

Asimismo, Al Atiya ha indicado que también han repartido ayuda a una gran número de familias en aldeas de la comarca de Sinyar, al oeste de Mosul, que incluye mantas, raciones de comida y utensilios de cocina, entre otros.

El pasado 6 de diciembre la Organización Internacional para las Migraciones, estimaba que la ofensiva de Mosul, que comenzó el 17 de octubre, había provocado el desplazamiento de más de 82.000 personas.

Noticias

anterior siguiente