Enlaces accesibilidad

Jordania bloquea a 12.000 refugiados sirios en el desierto de su frontera noreste

  • La ONU, Human Rights Watch y AI advierten de un desastre humanitario
  • Jordania alega motivos de seguridad que ralentizan su entrada
  • El país alberga ya a más de 600.000 sirios que han huido de la guerra

Por
Refugiados sirios en el campo de Al Zaatari, cerca de la ciudad de Mafraq, en Jordania, el 29 de noviembre de 2015. REUTERS/Muhammad Hamed
Refugiados sirios en el campo de Al Zaatari, cerca de la ciudad de Mafraq, en Jordania REUTERS/Muhammad Hamed REUTERS/Muhammad Hamed

La ONU y organizaciones no gubernamentales internacionales han pedido a Jordania que permita la entrada de unos 12.000 refugiados sirios que permanecen desde hace semanas bloqueados en su desértica frontera noreste.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el número de refugiados sirios que intentan entrar en Jordania se ha multiplicado por tres en las últimas semanas, a causa de los bombardeos rusos en Homs, Palmira y Raqqa.

La ONG Human Rights Watch (HRW), con sede en Nueva York, ha acusado a las autoridades jordanas de poner en peligro la vida de los refugiados. La ONG y su director ejecutivo, Kenneth Roth, han divulgado imágenes de satélite tomadas el pasado 5 de diciembre en las que se aprecia un campamento improvisado con miles de personas en una franja de desierto vecina a la frontera.

Mapa elaborado por Human Rights Watch sobre imagen por satélite en la que se marca la ubicación del campamento de refugiados sirios junto al paso fronterizo jordano de Rukban (el 5 de diciembre)

Mapa elaborado por Human Rights Watch sobre imagen por satélite en la que se marca la ubicación del campamento de refugiados sirios junto al paso fronterizo jordano de Rukban (el 5 de diciembre) HRW

La mayoría de estas personas, asegura la ONG, son mujeres y niños que necesitan urgentemente agua, comida y asistencia médica.

HRW prevé que el número de refugiados en tierra de nadie entre Siria y Jordania pueda llegar a los 20.000 a final de año. Amnistía Internacional (AI) ha advertido también de una posible crisis humanitaria.

Jordania alega motivos de seguridad

Las autoridades jordanas, por su parte, han asegurado que la cifra que baraja la ONU es "exagerada" y ha alegado motivos de seguridad para ralentizar la entrada de los sirios en su territorio.

"Es un derecho soberano del reino ser meticulosos" con los controles, ha asegurado el ministro de Información jordano, Mohamed Momani. Momani ha recordado que en Siria operan grupos yihadistas.

Durante los dos primeros años del conflicto sirio, Jordania mantuvo abiertos 45 puntos de entrada a lo largo de sus 378 kilómetros de su frontera común con Siria. Ahora, sin embargo, solo permanecen abiertos dos, por los que entran refugiados a un ritmo de unos 50 al día.

Jordania alberga a 632,228 refugiados sirios y las autoridades aseguran que han llegado al máximo de los que pueden admitir. ACNUR ha hecho un llamamiento internacional para que otros países ayuden a aliviar la carga que asume Jordania y otros países fronterizos con Siria, como Líbano y Turquía.

Noticias

anterior siguiente