Enlaces accesibilidad

Detenidos en Francia los presuntos jefes de la cúpula de ETA Iratxe Sorzabal y David Pla

  • Estaban intentando lograr algún beneficio a cambio del fin definitivo de ETA
  • Ambos leyeron el comunicado del "cese definitivo" de la violencia de 2011
  • Interior ve la operación como "prácticamente el acta de defunción" de ETA
  • La operación ha sido bautizada Pardines en honor a la primera víctima de la banda

Por
Detenidos en Francia los presuntos jefes de la cúpula de ETA Iratxe Sorzabal y David Pla

Golpe a la cúpula de ETA. Los presuntos jefes de la banda terrorista David Pla Martín e Iratxe Sorzabal han sido detenidos este martes en una casa rural de Saint Étienne-de-Baïgorry, al sur de Francia, en una operación conjunta de la Guardia Civil y la Direction Générale de la Sécurité Intérieure (DGSI) francesa Nacional. Los agentes han arrestado a otras dos personas: Ramón Sagarzuzu Gaztelumendi, Ramontxo, antiguo jefe del aparato internacional de ETA; y al dueño de la vivienda, Pantxo Flores, que ya fue detenido en 2007, según han confirmado a TVE fuentes de la lucha antiterrorista. Los agentes han hallado dos pistolas en la casa rural donde se ocultaban los detenidos.

David Pla, de 40 años, e Iratxe Sorzabal, de 43 años, eran los máximos dirigentes de ETA en estos momentos según Interior, que los coloca al frente del aparato político de la banda. Ambos fueron los encargados de leer el 20 de octubre de 2011 el comunicado en el que anunciaron el "cese definitivo" de la violencia, e intentaron llevar a cabo también junto al histórico Josu Ternera una negociación política desde Noruega, país del que fueron expulsados cuando esta se frustró, según señala Efe.

David Pla e Iratxe Sorzabal llevaban meses intentando obtener alguna contraprestación por la capitulación definitiva de la banda, según fuentes antiterroristas.

El ministerio califica la operación, que todavía continúa abierta, como un "contundente golpe" a las estructuras de ETA, ya que supone "la eliminación de la estructura de la dirección encargada de gestionar el arsenal armamentístico y explosivo" del que aún dispone la organización.

El ministro habla de "descabezamiento absoluto" de ETA

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que las detenciones suponen el "descabezamiento absoluto" y "prácticamente el acta de defunción" de la banda terrorista.

Según los investigadores, señala en una nota el ministerio, la operación "dificulta sobremanera que ETA pueda perpetuarse como un agente influyente en el escenario político y social en el País Vasco, Navarra y sur de Francia" y supone un "importante paso" hacia el desmantelamiento de las estructuras clandestinas de ETA.

La operación ha sido bautizada como "Pardines" en honor al guardia civil José Antonio Pardines, al que se considera la primera víctima de ETA. Murió asesinado en 1968 en un control de carretera en Villabona, en Guipúzcoa.

David Pla, en la clandestinidad desde 2010

David Pla, nacido en Pamplona en 1975, fue portavoz de la ilegalizada Jarrai y miembro de su comité ejecutivo nacional y candidato de Herri Batasuna en las municipales de 1995 antes de formar parte del comando Aragón de ETA en los años 1999 y 2000, según la información facilitada por Interior.

Fue detenido en Zaragoza en julio del año 2000 junto a Aitor Lorente Bilbao por su pertenencia al comando de liberados Eskiula. Un año después fue condenado a seis años de prisión por integración en banda armada.

Tras cumplir condena quedó en libertad en 2006, pero volvió a ser detenido en abril de 2010 en Hendaya (Francia) en el marco de la Operación Halboka como supuesto responsable de la estructura de ETA del mismo nombre, que tenía como objetivo mantener la disciplina dentro del colectivo de presos para evitar iniciativas individuales en asuntos como la reinserción o el planteamiento del abandono de la lucha armada. Las autoridades francesas le pusieron en libertad a los pocos días tras declarar ante el juez, lo que fue aprovechado por Pla para pasar a la clandestinidad.

Además de ser responsable de la lectura de varios comunicados de ETA, en febrero de 2014 fue identificado por los investigadores como uno de los etarras encapuchados que aparecían en el vídeo junto a un grupo de "verificadores" internacionales, informa Efe.

David Pla e Iratxe Sorzabal, los dos terroristas de ETA detenidos este martes fueron los encargados de leer hace cuatro años el comunicado de la banda en el que anunciaban el fin de la actividad armada. La lucha antiterrorista destaca la importancia de esta operación por la relevancia por quiénes son los detenido a los que se considera jefes actuales de la banda terrorista.

Sorzabal, condenada en rebeldía por Francia

Iratxe Sorzabal nació en Irún el 6 de noviembre de 1971 y comenzó su andadura en ETA en el comando Ibarla de Guipúzcoa, responsable de una veintena de atentados entre 1994 y 1997, en los que murieron tres personas: dos agentes de la Policía Nacional y una mujer en el Corte Inglés de Valencia.

Tras su detención en Francia en 1997 fue condenada por el país galo a dos años de prisión por asociación de malhechores con fines terroristas. Tras cumplir condena fue expulsada del país vecino en agosto de 1999 y se estableció en España, donde se convirtió en la portavoz de Gestoras Pro Amnistía, cargo que alternó con su trabajo como profesora de euskera, según Efe.

Fue detenida nuevamente en marzo de 2001 por su relación con el comando Ibarla, pero quedó en libertad provisional seis meses después, situación que aprovechó para huir y pasar a la clandestinidad.

Según informa interior, Iratxe Sorzabal ha formado parte de diferentes aparatos de ETA hasta su plena incorporación a la dirección política de la banda tras la detención en octubre de 2009 del hasta entonces responsable, Aitor Elizarán Aguilar.

Desde entonces el Tribunal Correccional de París la ha juzgado en rebeldía en varias ocasiones por su pertenencia a ETA. Una de ellas como dirigente de la banda en el momento del asesinato de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero, en Capbretón en diciembre de 2007.

Interior no descarta que haya más detenciones en el marco de la Operación Pardines.

Noticias

anterior siguiente