Enlaces accesibilidad

Íñigo Méndez de Vigo, el hombre de Rajoy en Bruselas

  • El nuevo ministro de Educación está considerado un europeísta convencido
  • Ha desarrollado toda su carrera profesional y política en la Unión Europea
  • Licenciado en Derecho, es militante del PP desde 1989

Enlaces relacionados

Por
Iñigo Méndez de Vigo, nombrado ministro de Educación
Iñigo Méndez de Vigo, nombrado ministro de Educación. EFE/Fernando Villar

Íñigo Méndez de Vigo, nuevo ministro de Educación Cultura y Deporte, está considerado un europeísta convencido. No en vano ha desarrollado toda su carrera profesional y política en la Unión Europea, donde se ha convertido en el hombre de Mariano Rajoy.

Original de Tetuán y descendiente de una familia de militares, Méndez de Vigo nació el 21 de enero de 1956. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, donde fue profesor de Derecho Constitucional y letrado de las Cortes. Esa oposición permitió al nuevo ministro de Educación acceder a un conocimiento profundo sobre el sistema legislativo español y el derecho comparado.

Méndez de Vigo ha mantenido durante todos estos años una relación distendida con los portavoces parlamentarios de Exteriores, encargados de escuchar periódicamente sus explicaciones sobre la posición que llevaba España a las cumbres de la UE. Además, habla tres idiomas, inglés, alemán y francés, y comenzó su carrera en las Cortes, como director de Relaciones Interparlamentarias.

El representante permanente de España en Bruselas

Es militante del Partido Popular desde 1989, el año de la refundación de la extinta Alianza Popular y cuando entró de la mano del exministro de Exteriores Marcelino Oreja. Con Oreja, que entonces era secretario general del Consejo de Europa, llegó a Bruselas en 1984 y al Parlamento Europeo en 1992. Allí ha permanecido hasta que entró a formar parte del Gobierno de Mariano Rajoy como secretario de Estado para la Unión Europea.

Como eurodiputado, ha sido presidente de la comisión que elaboró la Carta de los Derechos de la UE, representante en el "presidium" de la Convención sobre el futuro de la UE y ponente del dictamen sobre la Constitución europea y sobre el Tratado de Lisboa.

Es pues muy conocido en la política comunitaria, ha sido uno de los protagonistas de la nueva arquitectura de la UE y, en los últimos años y ya en el Gobierno de Rajoy, se ha convertido en esta legislatura en el representante permanente de España en Bruselas. Y es que como secretario de Estado, Méndez de Vigo ha sido el encargado de defender los intereses de España en la UE y de estar presente en todas aquellas reuniones en las que estaba en juego la posición española.

Barón de Claret

Méndez de Vigo es barón de Claret, sobrino de una de las más estrechas colaboradoras del presidente Adolfo Suárez, Carmen Díaz de Rivera, y nieto de la escritora Carmen de Icaza. Ese origen literario quizá le ayudó a ganar el premio de periodismo Salvador de Madariaga en 1999, un galardón que se concede a los mejores trabajos periodísticos que contribuyan a difundir, extender y destacar en los medios los valores y la imagen de la UE.

No es el único premio que tiene en su haber relacionado con su trayectoria en Europa: le concedieron la Medalla de plata del Real Instituto de Estudios Europeos de Zaragoza (2001), la Medalla de Oro de la Fundación del Mérito Europeo (2002) y Medalla Robert Schumenn a la integración europea (2012).

Como miembro destacado del PP, ha ocupado puestos en la estructura del partido. Así, fue vocal del Comité Nacional de Conflictos y Disciplina (1990-1993), de la Junta Directiva Nacional (desde 1992) y de la Comisión Permanente (1996-1999).

Ahora entra de lleno en el núcleo duro del Consejo de Ministros, donde se sentará los viernes junto al que, hasta hoy, había sido su jefe inmediato, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, que ha perdido a uno de sus más directos colaboradores para ganar un compañero de Gobierno.

Noticias

anterior siguiente