Enlaces accesibilidad

Leonardo Padura, el cronista del desencanto cubano

  • Es el creador de la serie de novelas negras del inspector Mario Conde

Enlaces relacionados

Por
LEONARDO PADURA -
Leonardo Padura en Santander en una imágen de 2010. EFE jma/ec

En el guion de la última película de Laurent Cantet, Regreso a ÍtacaLeonardo Padura colocaba a cinco amigos en una azotea de La Habana para contarse sus vidas y contar la Historia de Cuba. Durante una noche hablan sin descanso de utopías, del fracaso de ideales, pero, sobre todo, del hecho que ha marcado la biografía de Padura: necesitar a Cuba para escribir pese al desencanto revolucionario de su generación.

“Decidí quedarme por muchas razones: no solo para escribir, sino para vivir, porque participo y pertenezco a la vida cubana. Tengo un gran sentido de pertenencia”, afirmaba en una entrevista para el Canal 24 horas el pasado mes de marzo.

Irse o quedarse. Decisión transcendental que no fue tal para Padura: vive en la casa en la que nació en 1955, en el barrio de Mantilla, donde nacieron su padre y su abuelo. “Tengo un arraigo a ese lugar. Si pienso en la palabra patria, que puede ser tan abstracta, pienso en Mantilla, un barrio no especialmente bonito, pero es mi casa”

Conversatorios en Casa de América - Leonardo Padura - Ver ahora

Padura estudió Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, donde empieza a escribir relatos cortos. “De alguna manera soy un escritor tardío. Me pase los primeros 18 años de mi vida jugando beisbol. Y como no fui un buen jugador, pensé en ser cronista deportivo. Pero nada, la vida me llevó a terminar estudiando literatura”.

En los años 80 publica las novelas Fiebre de Caballos (1984) y Lo real maravilloso: creación y realidad (1989). Y en 1991, con Pasado perfecto, inicia su célebre serie de novelas negras protagonizadas por el inspector Mario Conde, un tipo melancólico y desordenado a través del cual disecciona la realidad de la sociedad cubana. La serie “Mario Conde” está formada por Vientos de cuaresma (1992), Máscaras (1995), Paisaje de otoño (1998), Adiós, Hemingway (2001), La neblina del ayer (2003) y Herejes (2013).

Precisamente estos días inicia su rodaje en La Habana Vientos de cuaresma, película dirigida por Félix Viscarret y participada por TVE, en la que Jorge Perugoría interpreta a Conde.

El hombre que amaba a los perros (2009), sobre Ramón Mercader, asesino de Trotsky, es su mayor éxito internacional.

Desde 2011 tiene la nacionalidad española. Un camino de ida y vuelta que tiene su reflejo en su obra: algunos relatos están ambientados en España. El exilio “una constante en la realidad cubana desde el siglo XIX” ocupa La novela de mi vida (2002) sobre el poeta romántico cubano José María Heredia.

Entre los galardones que ha recibido destacan el Premio de Unión de Escritores y Artistas de Cuba (1993), el Premio Dashiell Hammett de Novela Negra (en 1998 y 2006), el Premio de las Islas, otorgado en Francia en 2000 y el Premio de la Crítica, recibido en Cuba en 2001.

Noticias

anterior siguiente