Enlaces accesibilidad

El Gobierno ofrece a las autonomías financiación a 10 años para los fármacos contra la hepatitis C

  • Andalucía da la bienvenida pero lamenta que las autonomías asuman el coste
  • El plan estratégico contempla un techo de gasto de 727 millones de euros
  • Dos asociaciones de pacientes piden formar parte del comité de seguimiento

Por
Reunión del ministro de Sanidad con las autonomías sobre el plan contra la hepatitis C
El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, se reúne con los consejeros autonómicos. EFE EFE/Emilio Naranjo

El Gobierno ha ofrecido a las comunidades autónomas un plan de financiación para los nuevos fármacos contra la hepatitis C dentro del plan estratégico contra esta enfermedad, por el que Hacienda adelantará el pago de los tratamientos y las comunidades podrán devolverlo en un plazo de 10 años. Todos los consejeros del ramo, con los que se ha reunido este lunes el ministro de Sanidad, han dado la bienvenida al plan, pero algunos, como la responsable andaluza, han lamentado al mismo tiempo que sean las autonomías las que asuman todo el coste de los medicamentos.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha explicado que se trata de "un mecanismo excepcional de financiación" que las comunidades autónomas pagarán en un plazo de a diez años, en rueda de prensa tras reunirse, junto a representantes del Ministerio de Hacienda, con los consejeros autonómicos del área.

Alonso ha insistido en que "no va a haber ningún problema económico" para hacer frente a esos tratamientos con un techo de gasto de 727 millones de euros para los 51.964 pacientes con fibroris moderada a grave que, de acuerdo con el plan podrían recibirlos, ya que el Gobierno lo "garantiza" a través de ese fondo, que ofrecerá financiación a interés cero a las comunidades que quieran adherirse.

El plan se aprobará formalmente en la última semana del mes de marzo, ha explicado Alonso, quien ha asegurado que todas las comunidades se han mostrado de acuerdo, porque se ha dado respuesta a las cuestiones que les inquietaban, especialmente la financiación. Los pacientes ya pueden recibir los medicamentos y, de hecho, sólo en el mes de enero son 4.500 los que se estima que han comenzado el tratamiento.

El ministro de Sanidad ha subrayado que el plan financiero es "una garantía que no tiene precedentes" y ha señalado que no computa déficit a las comunidades a efectos de su estabilidad presupuestaria.

Condiciones de la financiación

"Es una operación financiera sin parangón", ha añadido el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, que ha aclarado que Hacienda "no da nunca dinero sino que "paga facturas, que no es lo mismo". Las condiciones de la financiación variarán en función de si las autonomías se han adherido al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) o al de Facilidad Financiera.

Al llamado Fondo de Facilidad Financiera pensado para las autonomías que cumplen los objetivos de déficit y deuda, así como el periodo medio de pago a proveedores, están adheridos Galicia, Asturias, La Rioja, Aragón, Castilla y León, Andalucía, Murcia, Extremadura, Baleares y Canarias. Todas ellas disfrutarán de un interés del 0% también durante 2016 y 2017 y, a partir de ahí, al tipo medio del Tesoro, que ahora está al 1,2 por ciento.

Por su parte, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Murcia y Cantabria siguen adheridas al FLA por no haber cumplido sus objetivos de déficit, por lo que en estos casos el tipo medio del Tesoro se aplicará a partir de 2016. Y para Madrid y País Vasco, que no participan en ninguno de estos fondos, se dará la posibilidad de suscribir convenios bilaterales para beneficiarse de estas condiciones.

Andalucía lamenta "atender económicamente a los enfermos en solitario"

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Andalucía, María José Sánchez Rubio, se ha felicitado de que los enfermos pueda acceder a un tratamiento aunque al mismo tiempo ha lamentado que vayan a ser las comunidades autónomas las que paguen las nuevas terapias contra la hepatitis C.

"No hay ningún fondo, si no que hay un sistema desde el punto de vista de Hacienda que parece que va a dar alguna facilidad financiera, pero sería un compromiso de deuda por parte de la comunidad autónoma. Por tanto, finalmente vamos a atender económicamente en solitario a los enfermos", ha apostillado la consejera andaluza.

Por su parte, el consejero de Salud de Cataluña, Boi Ruiz i García, ha destacado que el Gobierno no asumirá directamente el coste de los tratamientos porque lo que hará es prestarles el dinero sin financiar de manera directa a las autonomías.

Además, ha estimado que en Cataluña el tratamiento tendrá un coste de 400 millones de euros, del total estimado en 727 millones. Preguntado el ministro de Sanidad por esta cifra aportada por el consejero catalán, Alonso ha dicho que se trata de un dato "viejo".

Tras asegurar que nadie se va a quedar sin tratamiento, el consejero catalán ha subrayado que en esta comunidad autónoma hay más de 9.000 enfermos de aproximadamente un total de 15.000 que se van a ver beneficiados por el Plan Estratégico para el Abordaje de Hepatitis C.

Piden formar parte del comité de seguimiento

Mientras, la Federación Nacional de Enfermos Hepáticos y Trasplantados y el Grupo de Apoyo a Enfermos de Hepatitis C (FNETH/GAEHC) han pedido formar parte, como asociación de pacientes, del comité de seguimiento del Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C.

En un comunicado, FNETH y GAEHC manifiestan su agradecimiento al Ministerio de Sanidad por haber atendido las peticiones que han formulado durante dos años y felicitan al coordinador del Plan, el hepatólogo Joan Rodés, así como al resto del comité de expertos que lo ha elaborado por su "solidaridad" con los pacientes.

Ambas organizaciones confían en la "inmediata" puesta en marcha del plan y solicitan que las autonomías adelanten a los especialistas las nuevas guías de tratamiento terapéutico "dejando sin valor las antiguas".

Además de solicitar formar parte del comité de seguimiento del plan, los enfermos hepáticos instan a que dicho comité examine las soluciones más adecuadas para evitar "el efecto embudo" que supondrá la aplicación de los nuevos fármacos teniendo en cuenta que se ha reducido el número de centros que van a poder tratar a los pacientes.

FNETH apunta que siempre ha puesto de manifiesto la necesidad de crear un plan estratégico contra la enfermedad, la libre prescripción de los médicos especialistas y la importancia de alcanzar un acuerdo interterritorial para la aplicación de los nuevos tratamientos de forma equitativa.

Noticias

anterior siguiente