Enlaces accesibilidad

El alcalde de Brunete, en Madrid, niega haber tratado de comprar a una edil de UPyD

  • La edil sostiene que le ofreció favores políticos a cambio de apoyo
  • Descarta dimitir y anuncia que estudia emprender acciones legales

Por

El alcalde de Brunete, Borja García, ha negado este jueves haber tratado de comprar a una edil de UPyD y ha avanzado que estudia acciones legales tras publicarse una grabación en la que supuestamente ofrece algún tipo de favor a esta concejal a cambio del apoyo de esta a su equipo de Gobierno en minoría. Además, ha asegurado que no tiene intención de dimitir.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, García ha tachado como rotundamente "falso" este supuesto ofrecimiento y ha argumentado que el fragmento de conversación publicado está descontextualizado y forma parte de una reunión solicitada por la propia concejala de UPyD, cuya "credibilidad" ha cuestionado.

El alcalde ha indicado que la Alcaldía se reserva el derecho a emprender acciones legales para mantener el orden en Brunete y que no va a permitir que nadie dude de su honestidad como político. "Un político honesto puede dimitir si el pueblo le da la espalda. Yo me debo a mi partido, al municipio. No me he planteado dimitir", ha recalcado.

La grabación

El diario El Mundo publica este jueves una información y una grabación en la que el regidor dice a la concejala María Isabel Cotrina que hay "mucha gente" detrás dispuesta a que su "proyecto" funcione y "dispuesta a hacer mucho". "Yo no te voy a pedir ningún esfuerzo a ti sin que yo te haya demostrado antes a ti", dice el alcalde en la conversación con Cotrina, grabada en un restaurante y publicada por este medio de comunicación.

En su comparecencia, el alcalde de Brunete ha asegurado que no tiene nada que ocultar y ha desmentido que haya ofrecido un 10% de los contratos municipales "a nadie" o favores personales "tal y como se ha insinuado".

Para apoyar esta aseveración, ha indicado que la concejala de UPyD no ha recibido favores personales y que este grupo municipal ha votado en contra de casi el 100 % de las iniciativas presentadas por el PP.

El PP gobierna en minoría en Brunete

Tras las municipales de 2011, el PP gobierna en minoría en Brunete, una localidad de unos 10.000 habitantes situada al oeste de la ciudad de Madrid, con seis concejales, en minoría frente a los 3 de PSOE, 2 de IU y 2 de UPyD. García ha argumentado que, a diferencia de los grupos de la oposición, él no forma parte de la mesa de contratación municipal.

Ha achacado además a una "crisis interna" del PSOE la salida de una concejala del grupo municipal socialista -que se ha conocido tras salir a la luz este caso-, que según el alcalde se debe a que esta votó a favor en una moción del PP sobre una mejora en un crédito del ICO "impuesta por el Ministerio".

Por ello, ha tachado de "declaraciones exaltadas" las afirmaciones sobre un supuesto soborno a esta concejal del PSOE, que según ha añadido no se sostienen en "pruebas importantes". Según la versión del alcalde, fue la propia Cotrina la que le pidió reunirse en una comida privada porque esta quería alcanzar un acuerdo de Gobierno.

En la conversación, ha agregado García, solo hubo una "negociación política" y en ella la edil de UPyD propuso unas "concejalías tipo" que podrían estar gestionadas por este grupo de la oposición. El alcalde de Brunete ha asegurado que ha dado explicaciones a la dirección de su partido y que este jueves ha hecho un "ejercicio de transparencia".

La edil mantiene que trató de comprarla

Por su parte, la concejala de UPyD María Isabel Cotrina ha mantenido este jueves que el primer edil de Brunete intentó comprarla en 2012 durante una reunión que ella misma pidió tras producirse, según su versión, repetidos ofrecimientos de este a través de intermediarios.

En declaraciones a Efe, Cotrina ha negado que el ofrecimiento del regidor fuese una "negociación política", como este ha asegurado, sino un ofrecimiento "personal" que esta rechazó.

La edil de UPyD ha explicado que no puso en conocimiento de los medios de comunicación esta grabación hasta que, en los últimos tiempos, percibió un "acercamiento exagerado" de una concejal del PSOE al PP, que le llevó a imaginar que podía haber pasado a esta edil "algo parecido".

Cotrina ha reconocido que ella misma propuso la reunión en la que se realizó la grabación para ver si era "verdad" lo que decía el intermediario que iba a "hacerle ofertas" de parte del alcalde. Según la concejal, estos ofrecimientos comenzaron en 2011, se repitieron en 2012 y cesaron a principios de 2013.

La edil consideró normal que al principio de las legislaturas se produzcan acercamientos entre políticos, sobre todo cuando un grupo no tiene mayoría, a lo que ha apostillado que los ofrecimientos que se le hicieron no son algo "normal". Ha argumentado que lo ocurrido no fue una negociación política, sino "personal", porque, a diferencia de ella, a su compañero de grupo no se le ofreció nada. Según Cotrina, se le ofreció la concejalía que quisiera, ser teniente de alcalde y trabajo para alguien de su familia que lo necesitara y para ella misma.

"Ni en Brunete ni en ningún sitio hay que comprar concejales para lograr una mayoría que no se ha obtenido en las urnas", ha expresado la concejal, que ha enunciado que no tiene miedo de que la denuncien, una posibilidad que reconoce que existe porque, a su juicio, "en el mundo hay gente muy mala y gente muy buena".

Noticias

anterior siguiente