Enlaces accesibilidad

La NASA lanza con éxito su observatorio de dióxido de carbono

  • Se ha lanzado a las 11.56 hora peninsular española
  • Inicialmente tenía que lanzarse este martes, pero un fallo lo impidió
  • El satélite OCO-2 nos permitirá ver cómo respira nuestro planeta

Por
El observatorio de CO2 de la NASA, OCO-2, en la plataforma de lanzamiento
El observatorio de CO2 de la NASA, OCO-2, en la plataforma de lanzamiento este lunes 30 de julio. REUTERS REUTERS/Gene Blevins

La agencia espacial estadounidense, la NASA, ha conseguido lanzar su satélite de observación de dióxido de carbono, el OCO-2, a las 5.56 EDT (a las 11.56 hora peninsular española) después de que el intento de lanzarlo de este martes resultara fallido.

El satélite, que va camino de situarse en su órbita, tiene como objetivo profundizar en el ciclo del carbono y ver 'cómo respira nuestro planeta', según ha explicado Javier Pedreira en RTVE.es haciendo referencia a la NASA.

El OCO-2 cuenta con un único instrumento, un espectrógrafo, que le permitirá medir las concentraciones de CO2 desde el suelo hasta lo más alto de la atmósfera analizando la luz reflejada por la Tierra en busca de las señales que las moléculas de oxígeno y CO2 dejan en esta.

Saber de dónde sale el CO2 y a dónde va a parar cuando desaparece del aire nos ayudará a comprender mejor el impacto de nuestras emisiones de CO2.

Si todo va según lo previsto, el nuevo satélite quedará en una órbita casi polar que le permitirá tomar mediciones de casi toda la superficie de la Tierra al menos una vez cada 16 días, obteniendo unas 100.000 mediciones cada día.

Dado que el espectrógrafo de a bordo necesita estar a unos 120 grados Celsius bajo cero para funcionar correctamente, la duración de la misión se verá limitada por las reservas de refrigerante que lleva el satélite, que se estima que durarán unos dos años.

Los datos obtenidos por OCO-2 se combinarán con los obtenidos por otros satélites, en especial los del instrumento Atmospheric Infrared Sounder del satélite Aqua de la NASA, que mide la cantidad de agua presente en la atmósfera, y de otras redes de medición terrestre.

Noticias

anterior siguiente