Enlaces accesibilidad

La NASA lanzará cinco misiones para estudiar la Tierra este 2014

  • Esperan conocer mejor el cambio climático y la reducción de agua potable
  • Dos misiones en la EEI estudiarán los vientos oceánicos
  • Un observatorio permitirá investigar la influencia del CO2 en el cambio climático

Por
La NASA lanzará el Observatorio Orbital de Carbono en julio.
La NASA lanzará el Observatorio Orbital de Carbono en julio. NASA

La NASA plantea 2014 como un 'año de la Tierra'. La agencia espacial de Estados Unidos tiene previsto lanzar cinco misiones cuyo objetivo es observar nuestro planeta cambiante.

Los satélites, las naves y otros instrumentos de la NASA se centrarán en estudiar el cambio climático, el aumento del nivel del mar, la reducción de agua potable disponible y los fenómenos meteorológicos extremos como los huracanes o las sequías con el objetivo de ayudar a los científicos y a los políticos a "encontrar respuestas".

Asimismo, se incluyen dos misiones a la Estación Espacial Internacional (EEI) que ampliarán el registro de datos de los vientos oceánicos, un factor clave en el estudio del clima y en la predicción meteorológica, según informa la NASA.

Estudio del agua y del CO2

La primera misión, que se prevé lanzar el 27 de febrero, es la del Observatorio de Medición de las Precipitaciones Globales (GPM), un proyecto compartido con la Agencia Japonesa de Exploración Aerospacial (JAXA).

Consiste en una constelación de satélites que proveerá de datos globales de lluvias y nevadas. La información permitirá conocer el ciclo de agua que permite la vida, mejorar la gestión de los recursos hídricos y la predicción del tiempo.

En el mes de julio la NASA espera lanzar otra misión para conocer el papel del dióxido de carbono (CO2) en el cambio climático. El Observatorio Orbital de Carbono (OCO-2), como se llama la misión, sustituirá a otro vehículo cuyo lanzamiento resultó fallido en 2009.

OCO-2 conseguirá mediciones precisas de CO2 de toda la Tierra, que se trata de uno de los principales gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.

La misión Humedad del Suelo Activo Pasivo (SMAP), prevista para noviembre, hará un seguimiento del agua del subsuelo para intentar comprender los ciclos del agua, la energía y el carbono.

La EEI, obsertario permanente de la Tierra

Por su parte, las dos misiones con destino a la Estación Espacial Internacional tiene por objetivo medir los vientos oceánicos, las nubes y los aerosoles.

Será la primera vez que el laboratorio orbital se emplee como una plataforma permanente de observación de la Tierra, ya que hasta ahora se ha utilizado para llevar a cabo investigación científica y tecnológica. Así, la NASA planea enviar cinco instrumentos para observar el planeta hasta 2017.

Noticias

anterior siguiente