Enlaces accesibilidad

La NASA considera 2013 el séptimo año más cálido desde que se tienen registros

       
  • Estos datos confirman la tendencia de calentamiento global a largo plazo
  •    
  • La contaminación china transciende fronteras y también afecta a EE.UU.

Por

Los datos climáticos de 2013 en todo el planeta revelan que este ha sido el séptimo año más cálido desde que se tienen registros y confirman la tendencia de calentamiento global a largo plazo según un estudio de la Agencia Espacial estadounidense (NASA).

El trabajo realizado en el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA muestra que la temperatura media global del año pasado fue de 14,6 grados Celsius, 0,6 grados por encima de la media del siglo XX.    Además, desde hace 38 años, en ninguno la temperatura media se ha situado por debajo de ese promedio.

El siglo XXI acumula los 10 años más cálidos

Excepto 1998, los diez años más cálidos de los 134 en que se dispone de registros de todo el planeta (que empezaron a realizarse en 1880) corresponden al siglo XXI, con 2010 y 2005 como los que tuvieron una temperatura media más elevada.

Por contra, los científicos destacan que los patrones meteorológicos pueden causar fluctuaciones en la temperatura de año en año, pero que el incremento continuo de gases de efecto invernadero en la atmósfera terrestre están provocando un aumento global de las temperaturas a largo plazo.

El calor aumentará cada década

Cada año no tiene que ser necesariamente más cálido que el anterior, aseguran los investigadores de la NASA, pero dados los niveles actuales de gases de efecto invernadero, sí esperan que cada década supere la temperatura media de la precedente. "Aunque un año o una estación puede verse afectada por fenómenos meteorológicos aleatorios, este análisis muestra la necesidad de monitorización continua y a largo plazo", ha explicado el climatólogo del Instituto Goddard Gavin Schmidt.

Los gases de efecto invernadero, principalmente el dióxido de carbono, atrapan el calor en la atmósfera y regulan los cambios en el clima terrestre.    Debido a la acción humana, la concentración de estos gases ha aumentado en las últimas décadas y se encuentra en el nivel más alto de los últimos 800.000 años, según la NASA.

La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera era de 285 partes por millón en 1880, cuando empezaron los registros del Instituto Goddard, y el año pasado superaron las 400 partes por millón.

La contaminación china llega a Estados Unidos

Por otro lado, la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos ha anunciado que la contaminación que nubla los cielos de Pekín y otras grandes ciudades de China es también responsable de la polución en lugares tan lejanos como la ciudad californiana de Los Ángeles.

Las conclusiones que se han publicado este lunes indican que los contaminantes más persistentes que expulsan plantas energéticas y fábricas chinas pueden atravesar el océano Pacífico en seis días y causar aumentos de agentes peligrosos para la salud en los cielos californianos.

"La ciudad de Los Ángeles experimenta al menos un día adicional al año de smog (niebla tóxica) que excede los límites federales de ozono debido a los óxidos de nitrógeno y monóxido de carbono emitidos por las fábricas chinas dedicadas a la exportación", indica el estudio. "Hemos externalizado fábricas y la contaminación que producen, pero parte está volviendo a través del Pacífico sobre nosotros", ha explicado Steve Davis, coautor del estudio y profesor de la Universidad de California.

Según el texto, los vientos del oeste empujan químicos a través del océano, especialmente en primavera, causando al cabo de unos pocos días aumentos de los contaminantes y provocando acumulación de polvo, "carbono negro" y aumentos del ozono en los valles y depresiones en California..

Los autores confían en que estas conclusiones sirvan para que los países aborden de manera diferente las negociaciones internacionales de reducción de la contaminación, ya que el rápido desarrollo industrial chino y su laxa política de control de emisiones no contiene la polución dentro de sus fronteras.

Noticias

anterior siguiente