Enlaces accesibilidad

Fitch eleva un escalón la nota de España ante la mejoría de las perspectivas económicas

  • La deuda pasa de BBB a BBB+, un aprobado alto, con perspectiva estable
  • La agencia destaca esfuerzo realizado para bajar el déficit entre 2012 y 2013
  • Cae el riesgo de que la banca suponga una carga adicional para la economía
  • Consulta todas las notas de los países de la UE y el G20

Por
Fitch eleva un escalón la nota de la deuda de España hasta BBB+, con perspectiva estable

La agencia de calificación de riesgo Fitch ha elevado un escalón la nota de la deuda soberana española, de BBB a BBB+ y mantiene la perspectiva en estable debido a la mejora de las condiciones financieras, a una perspectiva económica más positiva y a la reducción del déficit público. De esta forma, Fitch da un aprobado alto a la deuda pública.

Con esta subida, la agencia sitúa a España tres escalones por encima del denominado bono basura. "Los riesgos para la solvencia de España han descendido desde que el soberano fue rebajado a BBB en junio de 2012. Las condiciones financieras han mejorado, la perspectiva económica es más cierta y los riesgos de que los bancos españoles representen una carga para el Estado han disminuido", explica la agencia en un comunicado.

Respecto al proceso de consolidación fiscal, la agencia destaca el "fuerte" esfuerzo realizado para disminuir el déficit fiscal entre 2012 y 2013, años todavía de recesión económica. Fitch subraya que el déficit, excluyendo las ayudas a la banca, ha descendido un 2,5% en el período 2012-2013 a pesar de la caída del PIB nominal del 2,2% registrada en el mismo periodo.

La agencia destaca el fuerte esfuerzo realizado para disminuir el déficit fiscal entre 2012 y 2013

Asimismo, defiende que las reformas económicas estructurales llevadas a cabo por las autoridades españolas desde el inicio de la crisis en campos como el mercado laboral, el sistema de pensiones, el marco fiscal o el sector financiero han "mejorado las perspectivas a más largo plazo" de la deuda soberana.

La última vez que Fitch Ratings revisó la calificación de España fue el pasado 1 de noviembre, cuando confirmó la nota BBB -dos escalones por encima del grado de especulación o bono basura-, pero mejoró su perspectiva de negativa a estable.

Fitch sigue así los pasos de Moody's, que el pasado mes de febrero elevó también en un escalón la nota de la deuda soberana española, desde Baa3 a Baa2, con perspectiva positiva.

El déficit de España en 2014, por debajo del objetivo marcado

La agencia señala que el rating BBB+ de España refleja que el déficit de las cuentas públicas sigue siendo "elevado", aunque espera que cierre 2014 en el 5,7%, una décima por debajo del objetivo del 5,8% acordado con Bruselas.

Por su parte, el ratio de deuda respecto al PIB ha subido de media once puntos porcentuales al año desde 2008 y no prevé que alcance su nivel máximo hasta 2016, cuando equivalga al 104% del PIB, para después comenzar a reducirse de forma gradual.

La economía se está ajustando lentamente después de su burbuja crediticia

Asimismo, explica que el rating de España se ve respaldado por una economía "diversificada y de alto valor añadido, que se está ajustando lentamente después de su burbuja crediticia". Así, también añade que la "fuerte" mejora de la productividad desde 2008 ha sido generalizada y se está produciendo un desapalancamiento del sector privado.

Fitch asume que las posibles necesidades adicionales de inyección de capital para el sistema financiero no serán grandes. Aun así, no puede descartarse un nuevo apoyo del Estado a los bancos, especialmente si la economía se comporta peor de lo esperado.

El rating de España, inferior al de otras economías de la zona euro

 Por otro lado, añade que el rating de España es inferior al de otras grandes economías avanzadas por los mayores riesgos para su solvencia que representan su ajuste económico y financiero dentro de la eurozona.

Las perspectivas de crecimiento en el medio plazo son débiles y el desempleo es excepcionalmente alto

"Las perspectivas de crecimiento en el medio plazo son débiles, todos los sectores de la economía siguen altamente endeudados y el desempleo es excepcionalmente alto", agrega.

Asimismo, la agencia considera que, aunque la deuda sigue siendo sensible a posibles shocks, el país mantiene un "modesto margen fiscal". Fitch subraya el "fuerte" compromiso de las autoridades para reducir la deuda pública, pero cree que llevará "varios años más" eliminar el déficit fiscal estructural.

Entre las aspectos que podrían llevar a una nueva subida de la calificación, la agencia apunta a una "sostenida recuperación económica" que provoque una mejora del mercado laboral y de las cuentas públicas, apoyada por la implementación de reformas que impulsen el crecimiento.

También serían positivos para la nota de España nuevos progresos en la reducción del déficit que reduzcan los riesgos para la deuda o una mejora de balanza exterior.

Por el contrario, podría rebajar la nota si se produce un empeoramiento de las dinámicas de deuda, se vuelve a registrar elevado déficit por  cuenta corriente o si cambia la posición política económica y fiscal de España, por ejemplo con un menor compromiso con la consolidación fiscal

Economía celebra la mejora de la nota

El Ministerio de Economía ha celebrado la mejora de la calificación de la deuda española por parte de Fitch y ha subrayado que supone un reconocimiento del compromiso reformista del Ejecutivo. Fuentes de Economía han destacado que esta es la segunda agencia entre las grandes, después de Moody's en febrero pasado, que mejora la calificación de la deuda española.

Economía recalca que Fitch hace hincapié en la mejora en las condiciones de financiación de la economía, la mayor certidumbre en cuanto a las previsiones macroeconómicas y los menores riesgos en el sector financiero. Y que subraya la valoración que hace del ajuste que se ha producido en el sector exterior y las reformas estructurales.

El Ministerio valora muy positivamente estos avances, en especial el reconocimiento del compromiso reformista del Gobierno. Y asegura que la continuidad de estas reformas dará solidez a la recuperación económica, lo que a su vez ayudará a la contención del déficit y permitirá la creación neta de empleo ya este año.

Más control sobre las agencias de calificación de riesgos

La Unión Europea ha elevado desde este año su control sobre las agencias de calificación, ya que, para evitar turbulencias en los mercados provocados por rebajas de nota inesperadas, la nueva normativa les obliga a publicar por adelantado un calendario anual con un máximo de tres fechas en las que tengan previsto anunciar sus calificaciones sobre deuda pública.

Estas calificaciones solo pueden anunciarse tras el cierre de las Bolsas de la UE en viernes y al menos una hora antes de su reapertura. Además, los inversores y los Estados miembros deberán ser informados de los hechos y los supuestos en los que se basa cada calificación de deuda soberana.

Cumpliendo con esta nueva normativa, la agencia Moody's ha informado de que volverá a revisar la nota de España en dos ocasiones este año, el 20 de junio y el 17 de octubre. Por su parte, Fitch publicará una nueva decisión sobre el rating de España el 24 de octubre, y Standard  & Poor's (S&P) lo hará el 23 de mayo y el 14 de noviembre.

Noticias

anterior siguiente