Enlaces accesibilidad

Un dispositivo que aspira a resolver los problemas de conexión en África

  • Permite acceder a Internet cuando falla la conexión o hay cortes de electricidad
  • Cambia automáticamente el modo de conexión por cable, wifi o red móvil
  • Dispone de una batería con hasta ocho horas de autonomía y corriente para dispositivos externos

Por
Brck, el dispositivo que lleva Internet a lugares con problemas de conexión.
Brck, el dispositivo que lleva Internet a lugares con problemas de conexión. Brck

"De la adversidad puede venir la innovación", dice la keniata Juliana Rotich al explicar cómo surgió el desarrollo del dispositivo Brck -una contracción de 'brick' que en inglés significa ladrillo-, dirigido a combatir los cortes en el suministro eléctrico y en la conexión a Internet que son tan habituales en África.

Brck comenzó como uno de muchos proyectos de la plataforma de microdonaciones Kickstarter y ahora se encuentra en sus últimas fases de desarrollo.

El nombre describe con bastante literalidad al dispositivo, que consiste básicamente en un bloque cerrado y hermético, del tamaño de un ladrillo y 500 gramos de peso, capaz de resistir y de funcionar en entornos hostiles.

Se compone de una batería con capacidad para suministrar corriente eléctrica interna y externa durante ocho horas y en un módem/router que se conecta automáticamente a Internet por cable o Ethernet, wifi o Internet móvil a través de diferentes operadoras que ofrecen Internet móvil en África y según la disponibilidad y cobertura del momento.

Proporciona conexión a Internet y electricidad

El router de Rotich y de su grupo de colaboradores sirve como un dispositivo de respaldo: si detecta que se pierde la conexión o que falla la electricidad se pone en marcha automáticamente para proporcionar energía eléctrica y busca automáticamente alguna conexión disponible, de forma transparente para el usuario.

"Imagínense sentarse a trabajar y de repente se va la luz, y la conexión a Internet se va con ella y tienen que averiguar dónde está el módem y cómo volverlo a conectar. Y entonces, ¿adivinen qué? Al rato tienen que lidiar con eso otra vez. Esta es la realidad de Kenia, donde vivimos ahora, y en otras partes de África.

En aquel país es más fiable y habitual la conexión móvil a Internet que a través de conexiones terrestres, que fallan y dejan de funcionar cuando se producen cortes en el suministro eléctrico o que ni siquiera están disponibles en la mayoría de las zonas rurales.

"La deficiencia energética es otro de los grandes males aquí en África", explicaba Rotich en una conferencia que puede atenderse en la página web de las charlas TED.

En su charla Juliana Rotich también cuenta sobre las peripecias y desafíos a los que se enfrentaron para completar un desarrollo tecnológico de este tipo en un país como Kenia: "Nuestro equipo básicamente eran mulas que traía los componentes desde los Estados Unidos a Kenia. Hemos tenido conversaciones muy interesantes con los agentes de la aduana fronteriza. '¿Qué llevan ahí?' Además la financiación local no es parte del ecosistema para apoyar proyectos de hardware. Así que lo pusimos en Kickstarter".

Esas dificultados, sin embargo, sirvieron para que el equipo de desarrollo "entendiera desde el primer momento" algunas de las dificultades que debía resolver Brck.

Si funciona en África, funcionará en cualquier lugar

Aunque el Brck está desarrollado en Nairobi con el fin de resolver y abaratar los las dificultades y los costes de disponer de conexión a Internet en África, su planteamiento es válido para cualquier otro lugar del mundo.

Especialmente en zonas donde disponer de una conexión a Internet fiable puede ser complicado o caro o como solución de apoyo donde un problema de conexión puede suponer un inconveniente.

Noticias

anterior siguiente