Enlaces accesibilidad

Matteo Renzi, ambición y carisma al asalto del poder

       
  • Tiene 39 años, tres hijos y está licenciado en Derecho
  •    
  • En 1999 fue el secretario provincial más joven del Partido Popular Italiano

Por
Matteo Renzi, ambición y carisma al asalto del poder

Poco conocido hace acaso un año en la alta escena política de Italia, el joven Matteo Renzi acaba de ganar el pulso a Enrico Letta forzando su dimisión. Considerado por muchos como ambicioso, mediático y carismático, el político italiano ya se postula como posible primer ministro.

Casado y con tres hijos, Renzi nació en Florencia el 11 de enero de 1975, tras completar sus estudios en la Escuela Secundaria Dante de la ciudad toscana se licenció en Derecho en 1999 con una tesis titulada "Florencia 1951-1956: La primera experiencia de Giorgio La Pira alcalde de Florencia".

Su actividad política comenzó durante sus años de estudiante universitario, cuando colaboró en el nacimiento del "Comitati per Prodi" y se inscribió en el Partido Popular Italiano, convirtiéndose en 1999, a la edad de 24 años, en el secretario provincial más joven de esa formación en el país.

Tras unos años ejerciendo diversas responsabilidades en la empresa CHIL, una compañía dedicada a los servicios de mercadotecnia, en 2004 se convirtió en presidente de la provincia de Florencia. En este cargo llevó a cabo diferentes iniciativas basadas en la bajada de las tasas provinciales, la reducción del número de personal y de dirigentes en las instituciones y el plan provincial de la basura.

Cuatro años después fue el ganador de las elecciones primarias del Partido Demócrata para encabezar las listas a la alcaldía de Florencia para los comicios de junio de 2009, que desembocaron en su triunfo. En 2006, publicó un libro sobre su experiencia como jefe de Florencia, titulado "Entre De Gasperi ( líder histórico de la Democracia Cristiana) y U2 "

Alcalde de Florencia

Durante su gestión al frente de la ciudad, se aprobó por primera vez en Italia un plan estructural para reactivar áreas infrautilizadas y una campaña con el objetivo de reducir el número de muertes en las carreteras.

Además en sus primeros cien días de gobierno consiguió la peatonalización total de la céntrica e histórica plaza florentina del Duomo, con el fin de preservarla del tráfico y la contaminación. Tras su sólida y fulgurante carrera política en Florencia intentó dar el salto a la política nacional con su candidatura a las pasadas primarias de 2013 del Partido Demócrata.

Su candidatura representaba la corriente del cambio en la política italiana y de renovación de sus clases dirigentes, con un mensaje muy crítico contra el anquilosamiento del que adolece la política del país, reclamando que los líderes den paso al relevo generacional.

Después de un apasionante duelo resuelto en dos vueltas, Renzi tuvo que conformarse con el 40 % de los sufragios, lo que supuso la victoria para el entonces representante de la izquierda tradicional, Pier Luigi Bersani. El duelo entre la tradición y los nuevos aires reformistas en la política italiana, una de las más inestables de Europa, se saldó este diciembre con el triunfo de la última, representada por el  joven y mediático florentino.

Entre sus propuestas, Renzi aboga por un impulso a la formación profesional, la eliminación del Senado, que sería sustituido por una "Cámara de las Regiones", el apoyo a las mayorías en la Ley electoral italiana, las "parejas de hecho" homosexuales en lugar de "matrimonio" y el recorte en el gasto de la política, con la consiguiente reducción del sueldo a los políticos.

Noticias

anterior siguiente