Enlaces accesibilidad

Sáenz de Santamaría afirma que el Gobierno no se plantea una reunión con Mas

  • Asegura que no cabe el diálogo porque planteó la consulta de manera unilateral
  • Además, la vicepresidenta afirma que Mas va hacia "un callejón sin salida"
  • Critica la facilidad con la que se abren empresas públicas y lo difícil que es cerrarlas

Por
Santamaría afirma que Artur Mas se encuentra en un "callejón sin salida"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado este martes que el presidente del Gobierno no se plantea por el momento una reunión con el de la Generalitat, Artur Mas, porque proponer una consulta soberanista de manera unilateral "no es buena forma para contribuir al diálogo".

En una entrevista en Las mañanas de RNE, Sáenz de Santamaría ha reiterado que el referéndum catalán no se llevar a cabo ya que "ningún gobierno va a aprobar una consulta que no entre en el planteamiento constitucional".

Además, la vicepresidenta ha invitado a Mas a que explique primero a los catalanes las "consecuencias adversas de lo que ha pedido" al ser preguntada por la propuesta del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero que ha defendido que Mas acuda al Congreso de los Diputados a explicarse.

"Siempre se cuentan cosas muy positivas que se contradicen con lo que dicen los expertos, pero lo que se echa en falta es que explique las consecuencias de una decisión de esa naturaleza", ha añadido.

En este sentido, Sáenz de Santamaría ha asegurado que el presidente catalán se está dirigiendo a un "callejón que no tiene salida". "El presidente de la Generalitat se ha metido en una posición que hace muy difícil planteamientos de debate y de dialogo porque parece que concentrarlo todo en la consulta sin ninguna otra perspectiva", ha afirmado.

Además, ha insistido en que "se pueden llegar a acuerdos dentro de la Constitución, pero la consulta no entra dentro del marco jurídico".

Eliminar administraciones públicas

Por otro lado, la vicepresidenta del Gobierno ha criticado "la facilidad" con la que se abren empresas públicas, por lo que ha anunciado que se procurará a partir de ahora que "sea mucho más difícil".

La portavoz del Gobierno ha explicado que las Comunidades Autónomas tienen un plan para eliminar más de 700 empresas públicas, lo que "ahorrará unos 4.000 millones de euros".

A su juicio, este plan "se está ejecutando con agilidad a pesar de las dificultades que hay para cerrar" las empresas públicas, ya que afirma que "se abren con una facilidad y cerrarlas cuesta mucho".

Sáenz de Santamaría ha anunciado que "hay que procurar que ahora en adelante sea mucho más difícil abrir cosas que no se necesitan para luego tener que cerrarlas".

Para la vicepresidenta, esta medida y las demás que se están llevando a cabo es una de las que permitirá que las administraciones sean más eficientes y beneficiará al ciudadano en cuanto al ahorro que le supondrá de dinero y de tramites y papeleo.

Posible renuncia de la infanta Cristina a sus derechos sucesorios

Preguntada por la conveniencia de que la infanta Cristina renuncie a sus derechos sucesorios tras su declaración el pasado sábado como imputada por delitos fiscales y blanqueo de capitales en el marco del caso Nóos, Sáenz de Santamaría ha recordado que la Constitución "solo reconoce derechos dinásticos al rey y al príncipe de Asturias".

Además, ha insistido que "en nuestro derecho existe la presunción de inocencia y que hay que respetarse en cualquier proceso y respecto a cualquier persona porque somos iguales ante la ley y debemos serlo ante la justicia". Por eso, Sáenz de Santamaría ha destacado que la infanta no se merece "un juicio anticipado por quien le corresponde".

Por otro lado, la vicepresidenta ha criticado que el PSOE pida la retirada de la reforma del aborto incluso antes de su debate parlamentario. "Es curioso que casi antes de que el Gobierno apruebe las leyes y de que se conozcan las posiciones de las distintas instituciones, los informes de las comunidades autonómas pidan la retirada de cualquier texto", ha señalado.

Aún así, ha reiterado que antes de aprobarse el Gobierno analizará "todas las posiciones" porque entiende que en la reforma del aborto "hay muchas posiciones y muy variadas". Asimismo, ha reconocido que existen "muchas sensibilidades porque ésta no es cuestión política" en referencia a la postura del presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, pero que se intentará obtener "el mayor consenso posible".

También se ha referido a la sentencia sobre su escrache y ha recordado que aunque acata las resoluciones judiciales, "los derechos no son ilimitados" y que en este caso "intervienen terceras personas que no tienen nada que ver en el ejercicio de la política".

Noticias

anterior siguiente