Enlaces accesibilidad

El Gobierno, al PSE: "Lo normal es que la oposición exija el cumplimiento de la ley"

       
  • El PSE no apoya las críticas del partido en San Sebastián a las detenciones
  •    
  • El PP vasco critica que el PSE se exprese como la izquierda abertzale
  •    
  • Urkullu dice que Jorge Fernández no es el ministro "adecuado" para el momento

Por
Los principales representantes institucionales de Gipuzkoa protestan contra la operación policial contra el grupo de enlace con los presos de ETA.
Los principales representantes institucionales de Gipuzkoa protestan contra la operación policial contra el grupo de enlace con los presos de ETA. EFE EFE

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, ha criticado este viernes el voto de los concejales socialistas en San Sebastián contra la operación policial desarrollada contra el entramado de presos de ETA y afirmó que "lo normal es que la oposición exija el cumplimiento de la ley".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría lamentó que el PSE apoyara en el Ayuntamiento de Donosti una resolución contra la actuación de la Guardia Civil en este campo y recalcó que el Ejecutivo "lo que hace es cumplir la ley en materia antiterrorista".

"Lo normal es que la oposición pida el cumplimiento de la ley; pero, aunque la oposición no se lo pida, el Gobierno lo que hará será cumplir la ley", sentenció.

El PSE unió su voto este jueves al de Bildu y el PNV en el Ayuntamiento de San Sebastián para aprobar una declaración institucional que considera que operaciones policiales como la de este miércoles en el País Vasco y Navarra "suponen un obstáculo en el actual contexto político" de Euskadi.

Sáenz de Santamaría adujo que la explicación sobre la posición mantenida por los propios concejales del PSE en San Sebastián "la tienen que dar los propios afectados".

"Las críticas no eran esperables del PSE"

Por su parte, el portavoz parlamentario del PP vasco y presidente de los  populares guipuzcoanos, Borja Sémper, ha  incidido en que el PSE de San Sebastián no solo ha criticado la  operación de la Guardia Civil, sino que se ha sumado a "expresiones y  terminología propia de la izquierda abertzale", aludiendo al "respeto  de los derechos humanos, civiles y políticos".

El 'popular', en declaraciones a la Cope, ha subrayado que, en un Estado de Derecho, esos  derechos se respetan "cumpliendo la ley". "A ver si ahora, por haber  dejado de matarnos, tenemos no sólo que darles las gracias sino que  mirar para otro lado cuando incumplen la ley", ha espetado.

Y ha añadido que le produce "mucha tristeza" que ese discurso  abertzale "lo respalde un partido inequívocamente posicionado" contra  ETA y "que ha sufrido el terrorismo".

Para Sémper, las críticas a la operación eran esperables de la  izquierda abertzale, pero no del PNV o el PSE, partidos  "institucionales" cuyos electos representan a los ciudadanos "y al  Estado de Derecho y deben promover su cumplimiento".

El PSE no apoya las críticas del partido en San Sebastián

La portavoz del PSE-EE, Idoia Mendia, ha aclarado este viernes que la posición de la dirección de este partido ante la operación policial no es la manifestada por el grupo socialista en el Ayuntamiento de San Sebastián, que ha mantenido sus críticas a la actuación del Ministerio del Interior al comunicar la operación de la Guardia Civil antes de que se produjeran las detenciones y los registros.

En rueda de prensa celebrada en Bilbao, Mendia ha sido preguntada en varias ocasiones por la posición de los socialistas en San Sebastián, a la que no ha dado su respaldo.

Sí ha insistido en que el PSE-EE "lamenta la penosa e injustificable actuación del Ministerio del Interior, que ha comprometido la obtención de las pruebas que buscaban desde la Audiencia Nacional y ha alimentado suspicacias en el seno de la sociedad vasca, porque podía dar pistas para que hubiera otra motivación de la investigación".

Para Mendia, "queda claro que el cierre del ciclo del terrorismo exige inteligencia, criterios claros y mucha responsabilidad".

"Esta es la posición de la Ejecutiva del PSE y no hay otra", ha reiterado la portavoz de los socialistas vascos ante la declaración respaldada por este partido en el ayuntamiento de la capital guipuzcoana.

El PNV califica de "chapucera" la operación policial

Por su parte, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que el ministro del  Interior, Jorge Fernández Díaz, no es el ministro de Interior  "adecuado para pilotar" este nuevo tiempo político sin violencia de  ETA y cree "preocupante" que el presidente del Gobierno, Mariano  Rajoy, "le avale".

Además, ha calificado de "chapucera" la operación contra los  interlocutores del colectivo de presos de ETA (EPPK), que, en su  opinión, supone "un paso atrás" respecto a los avances de la sociedad  vasca y de la propia izquierda abertzale.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa  Press, Urkullu ha afirmado que no ha tenido ocasión de trasladarle a  Rajoy lo que opina de la operación policial.

"En esta ocasión ni le he llamado ni le escrito porque estoy a la  espera de que él me responda y ponga fecha para volver a  encontrarnos. Y en el momento en el que estemos, le haré una  reflexión completa sobre lo yo estimo que es la situación sobre la  paz y la convivencia", ha indicado.

A su juicio, "la ocasión merece" una reunión con Rajoy "por  muchos motivos", no sólo por el tema de la pacificación. En cuanto a  la operación contra interlocutores del EPPK, ha afirmado que quiere  pensar que el operativo, en respuesta a un mandato judicial,  "estuviera sólidamente fundamentada".

Iñigo Urkullu ha señalado que le preocupa el mandato judicial que  responde a otros procesos judiciales que han existido anteriormente  "y que han quedado en nada", como, según ha explicado, ocurrió con  Herrira, del que procede el actual caso.

Tras precisar que la operación policial ha sido "chapucera" y "a  todas luces con un objetivo mediático", ha insistido en que se trata  de "un paso atrás", en un momento en el que se intenta consolidar la  paz y la convivencia.

Para Urkullu, "hay avances en la actitud en los diversos poderes  del estado, y en los jueces", pero no son todos los jueces los que  los dan estos pasos.

Noticias

anterior siguiente