Enlaces accesibilidad

Encuentran el cadáver de uno de los tres desaparecidos por el temporal en Galicia

  • Este martes se han retomado las labores de búsqueda por tierra
  • Los desaparecidos son de la misma familia y fueron arrastrados por una ola

Por
El cuerpo hallado en Valdoviño es el del hombre de 50 años

El cuerpo de un hombre hallado la madrugada de este martes en la playa próxima al faro de A Frouxeira donde este lunes por la tarde desaparecieron, por el arrastre de una ola, tres personas de una misma familia, corresponde a Rodrigo Pena, de 67 años, confirmó a Efe el alcalde del municipio, José Antonio Vigo, del PP.

Aunque inicialmente se atribuyó el cuerpo a Juan Bedoya, de 50, una de las tres personas que el mar arrastró, Vigo ha dicho que fue "fruto de una confusión" pero que se trata del otro varón, cuñado de este último.

Un retén de guardia que permaneció durante la noche en el lugar del suceso encontró el cuerpo sin vida del hombre en torno a la una y media de la madrugada en un arenal. Tras la identificación, el cadáver ya ha sido trasladado al tanatorio local.

Las dos personas que están desaparecidas son Juan Bedoya, de 50 años, y su hija Patricia, de 25, ambos de una familia muy conocida de la zona y que residían en el lugar de O Canto do Muro.

Otra mujer consiguió salvarse

El padre regentaba una carnicería en la parroquia de San Vicente de Meirás y la hija trabajaba en un centro comercial de Ferrol. Otra joven, familiar de ambos, logró zafarse y evitó ser arrastrada al agua.

Se recupera en el hospital público, a donde fue trasladada la tarde de Reyes en ambulancia tras ser rescatada con varios golpes, arañazos y contusiones.
El regidor apuntó que su estado no es grave y que ha evolucionado bien.

Según allegados de la familia Bedoya, un grupo numeroso se había acercado al faro de A Frouxeira la tarde de Reyes para arrojar desde el acantilado las cenizas de un pariente próximo que había fallecido hacía pocos días. Una ola fortísima los sorprendió y arrastró a cuatro de ellos. Tres cayeron al mar, el padre, su hija y el cuñado, y solo una mujer pudo zafarse y agarrarse a las rocas.

Salvamento Marítimo ha reanudado esta mañana la búsqueda, pasadas las 09.00 de la mañana, y ha movilizado a diferentes helicópteros. Las malas condiciones meteorológicas, con fuertes vientos y lluvias y una densa niebla, han impedido que el rastreo se realizase por mar.

El operativo de rastreo se mantiene en casi 12 kilómetros de costa, centralizado en la playa de A Frouxeira. Por tierra, han sido movilizados los bomberos del parque ferrolano, la Guardia Civil y efectivos de Protección Civil para peinar los acantilados a donde se han acercado en las últimas horas varios curiosos.

Continúa la búsqueda de la desaparecida en Gran Canaria

Mientras, los servicios de emergencia continúan trabajando en la búsqueda de la mujer que en la tarde-noche del domingo, 5 de enero, desapareció en la costa de Gáldar, en Gran Canaria.

En concreto, en el lugar ya trabaja el helicóptero de Salvamento Marítimo y próximamente se incorporará en la búsqueda el helicóptero de Emergencias y Salvamento (GES), así como agentes de la Guardia Civil, de la Policía Local de Gáldar y Protección Civil, según informó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 112.

La mujer, que desapareció el 5 de enero en la costa de Gáldar, cerca del faro de Sardina, previsiblemente fue arrastrada por el fuerte oleaje, según recoge Europa Press.

El temporal comienza a amainar dejando fuertes daños

El fuerte temporal que ha provocado un estado de máxima alerta en el noroeste peninsular ha comenzado a amainar, dejando no solo las víctimas mencionadas en Galicia, sino como cuantiosos daños en la costa norte del país.

En el litoral gallego, el lunes se registraron olas entre los 8 y los 12 metros, que provocaron la alerta roja, fuertes vientos de hasta 50 kilómetros por hora e inundaciones a causa de las lluvias.

El oleaje derribó un muro del santuario de la Virgen de la Barca en la localidad coruñesa de Muxía, donde rompió la emblemática piedra de Abalar, obligó a cortar algunos tramos de carretera como medida de precaución y hundió un pesquero de diez metros de eslora en el puerto de Laxe (A Coruña).

También son cuantiosos los daños que ha provocado el temporal en el País Vasco, donde el oleaje ha hundido tres pequeñas embarcaciones y ha afectado a otras doce en Bermeo (Bizkaia), donde también se ha visto afectada la zona industrial y bares y tiendas del puerto.

Las olas de hasta cinco metros cada 22 segundos han provocado destrozos en los puertos de las localidades vizcaínas de Ondarroa, Mundaka, Lekeitio y Elantxobe.

Este martes se mantienen avisos costeros "naranjas" (riesgo importante) por fuerte oleaje, ha explicado la meteoróloga de la Aemet Ana Casals.

Para este miércoles, se prevé que se relaje el viento, y los avisos costeros serán "amarillos", ha detallado Casals

La sucesión de frentes que ha estado afectando en los pasados días, con flujo del oeste y borrascas profundas, típica de la época invernal, se está deshaciendo, por lo que la Aemet prevé que desde el jueves hasta el domingo la Península estará libre de frentes.

Noticias

anterior siguiente