Enlaces accesibilidad

La Policía desaloja RTVV y corta las emisiones de Canal Nou cumpliendo la orden judicial

       
  • Un juzgado de Paterna había decretado el desalojo "inmediato"
  •    
  • La comisión de liquidación había presentado una denuncia
  •    
  • Decían que se les impidía realizar las funciones encomendadas

Por
La televisión autonómica valenciana deja de ermitir a las 12:19 horas tras el desalojo de sus trabajadores

Una treintena de policías han entrado a mediodía de este viernes en el recinto de Radiotelevisión Valenciana para ejecutar la orden de desalojo "inmediato" decretada por un juzgado de Paterna. A las 12.19 horas de este viernes la Televisión Valenciana ha apagado sus emisiones después de 24 años, mientras ofrecía una programación especial que ha narrado en  directo desde la medianoche los últimos momentos de la televisión  autonómica.

Durante los últimos minutos de emisiones, los periodistas y ocho diputados de la oposición en Les Corts Valencianes (del PSPV, Compromís y EU) han aguantado en el plató principal, arropados por otros trabajadores de la empresa pública mientras se emitía cómo los agentes de la policía entraban en la sala de control.

La última imagen que ha ofrecido la cadena autonómica ha sido la  de un periodista, entre policías, que preguntaba a sus compañeros que  le contaran lo que estaba sucediendo. A partir de ese momento, la  pantalla ha ido a negro. Los trabajadores, mientras tanto, gritaban:  "Es un golpe de estado".

La Policía desaloja RTVV y corta las emisiones de Canal Nou

Desde el plató ya se había comunicado a los televidentes que la  Policía se disponía entrar "en minutos" para proceder al desalojo de  los trabajadores, en cumplimiento de la orden judicial. "Estamos  esperando desde hace horas un negro que no queremos", ha dicho Vicent  Juan, presentador de la casa. A las 12.11 horas se han visto las  primeras imágenes de los policías en pasillos.

Una treintena de agentes de Policía

Desde el exterior, un periodista en directo informaba de que 30  agentes estaban ya dentro del edificio de Burjassot para llevar a  cabo el desalojo, mientras se han ofrecido imágenes de todos los  trabajadores en los pasillos esperando el momento.

"Fabra dimisió, Fabra dimissió" y "RTVV tornarà" (Frabra dimisión  y RTVV volverá", han gritado un nutrido de trabajadores desde los  pasillos y desde el plató, donde acompañaban a los presentadores y  los políticos que han asistido a los últimos momentos de la tele,  mientras un rótulo en pantalla indicaba: 'Estem assitint en directe  al tancament de les emisions de Radiotelevisió Valenciana' ('Estamos  asistiendo en directo al cierre de las emisiones de Radio Televisión  Valenciana').

El Juzgado de Instrucción 1 de Paterna había ordenado el desalojo "inmediato" de las instalaciones de RTVV en Burjassot (Valencia), decisión que se ha producido con el informe favorable de la Fiscalía. 

Denuncia de la comisión liquidadora

Los integrantes de la comisión liquidadora de RTVV presentaron este viernes denuncia por "usurpación de instalaciones y coacciones".  La denuncia no iba dirigida contra persona concreta y los denunciantes habían pedido, como medida cautelar, el desalojo de las instalaciones de Nou en Burjassot, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia valenciano.

En su denuncia, tres integrantes de la comisión liquidadora del ente público alegaron que se les impidía realizar las funciones que legalmente tienen encomendadas.

El citado juzgado ha ordenado el desalojo de las instalaciones tras recibir el informe del Fiscal, en el que solicitaba la adopción de esta medida cautelar. La causa por supuesto delito de usurpación de instalaciones y coacciones seguirá su tramitación ordinaria en el juzgado.

Desde esta medianoche, trabajadores de RTVV habían mantenido una  programación ininterrumpida para protestar por el cierre decretado por  el Consell e impedir la orden de ejecución del cierre por parte de los  liquidadores designados por la Generalitat.

Un grupo de unos 20 trabajadores de Radio Televisión Valenciana que permanecía en la delegación de Castellón después de que el  ente haya ido a negro ha abandonado  las instalaciones alrededor de las 19:00 horas de forma voluntaria.  Los empleados han decidido irse tras  acudir un guardia de seguridad  privada a las instalaciones, según ha  explicado una de las trabajadoras  en declaraciones recogidas por Europa Press. Agentes de la Policía se habían personado en la puerta del edificio.

Noticias

anterior siguiente