Enlaces accesibilidad

La misión de la ONU recoge pruebas y entrevista a víctimas del ataque químico en Damasco

       
  • Varios inspectores han podido entrar en Muadamiya y ver a las víctimas
  •    
  • Francotiradores no identificados han atacado a uno de los vehículos de la ONU
  •    
  • El Gobierno sirio culpa a los rebeldes del ataque a los inspectores

Por
Inspectores de la ONU visitan una de las zonas afectadas por el ataque químico en Damasco

La misión de inspectores de la ONU en Siria ha conseguido entrevistar y tomar muestras de sangre a las víctimas del supuesto ataque químico en Damasco, después de que francotirados dispararan a uno de los equipos de expertos. 

Varios inspectores que formaban parte del convoy  de seís vehículos han podido acceder al barrio de Muadamiya, uno de los barrios de la "masacre",  como han calificado los rebeldes el ataque del pasado miércoles que  causó más de 300 muertos,  según diversas fuentes coincidentes. Allí, han hablado con las víctimas y han tomado algunas muestras de sangre y pelo, según ha confirmado la misión.

"Estoy con el equipo ahora, estamos en la mezquita Rawda y se están reuniendo con los heridos. Nuestros médicos e inpesctores están hablando con los pacientes y tomando muestras de las víctimas", explicaba Abu Karam, un médico de la localidad en una conversación teléfonica, con Reuters.

"Pese a que han pasado varios días, el secretario general de la ONU confía en que el equipo será capaz de obtner y analizar evidencias relevantes para su investigación del incidente del pasado 21 de agosto", ha señalado el portavoz de la ONU, Farhan Haq. 

Ataque a los inspectores

Los inspectores, que han vuelto ya sanos y salvos al hotel de la capital donde se alojan, sufrieron un contratiempo que casi echa por la borda su trabajo de investigación sobre el terreno. Uno de los seis vehículos del convoy fue atacado en varios ocasiones del trayecto hasta el área de Guta por hombres armados que no han sido identificados.

"El primer vehículo del equipo de investigación de las armas químicas  fue golpeado deliberadamente en varias ocasiones por disparos de  francotiradores no identificados",  ha afirmado el portavoz Martin Nesirky, en un  comunicado

El Gobierno sirio ha culpado a los rebeldes del ataque.   Según la televisión estatal, Damasco considera que eran los "grupos  terroristas armados", como suele denominar a la oposición que combate al  régimen, los "responsables de la  seguridad, la protección de la vida y  el regreso pacífico del equipo de  la ONU".

El régimen de Al Asad acusa a terroristas armados de disparar contra el convoy de la ONU

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha anunciado que presentará una queja "contundente" al régimen sirio y a la oposición tras el ataque "para que esto no vuelva a ocurrir".

Tras varios días de negociaciones con el régimen, el Ministerio sirio de Asuntos Exteriores autorizó este domingo a los expertos de la ONU que se encuentran en el país a visitar la zona de Guta Oriental, el área donde supuestamente se produjo el ataque químico.

El equipo, encabezado por el sueco Ake Sellström, había llegado a Siria el pasado 18 de agosto para investigar el empleo de armas químicas en tres diferentes ubicaciones en Siria durante los meses de marzo y abril, aunque la ONU ha recibido hasta catorce informes de su posible uso.

Las autoridades sirias han negado el uso de armamento químico en Guta, donde la semana pasada lanzaron una gran ofensiva contra los rebeldes, a quienes acusan de utilizar ese tipo de armas en recientes combates en el suburbio damasceno de Yobar.

¿Quién fue el autor de la matanza?

El presidente de Siria, Bachar al Asad, ha calificado de "insulto al sentido común" las declaraciones de quienes acusan a su Gobierno de emplear armas químicas en su lucha contra la oposición armada.

"Es un sinsentido: primero lanzan las acusaciones y solo después buscan pruebas", ha señalado Al Asad en una entrevista publicada este lunes por el periódico ruso Izvestia.

La organización Médicos Sin Fronteras apuntó el sábado pasado la muerte de 355 personas con síntomas neurotóxicos en la periferia sur de Damasco, sin valorar quién fue el autor de la matanza. Por su parte, el Observatorio de Sirio de Derechos Humanos rebajó la cifra de fallecidos en ese supuesto ataque a 322 personas.

Entretanto, la comunidad internacional debate qué medidas adoptar contra Siria, pese a que Damasco ha advertido de las "graves repercusiones" para la región que tendría cualquier intervención extranjera en Siria. EE.UU. y sus aliados contemplan la posibilidad de intervenir al margen de la ONU al considerar que, después de dos años y medio y más de 100.000 muertos, la vía diplomática ha fracasado.

Noticias

anterior siguiente