Enlaces accesibilidad

Al menos 47 muertos en el atentado más sangriento en Líbano desde la guerra civil

  • Dos bombas has estallado junto a sendas mezquitas en Trípoli, de mayoría suní
  • Hay al menos 500 heridos

Por
Al menos 42 muertos en el atentado más sangriento en Líbano desde la guerra civil

Al menos 47 personas han muerto y 500 han resultado heridas en dos explosiones cerca de mezquitas en la ciudad de Trípoli, en el norte del Líbano, escenario de frecuentes enfrentamientos entre partidarios y detractores del régimen sirio, según fuentes de seguridad y sanitarias. La agencia France Presse dice que se trata del atentado más sangriento en Líbano desde el final de la guerra civil en 1990.

Según las primeras pesquisas, dos coches bomba han explotado coincidiendo con el rezo musulmán del viernes, por lo que los templos estaban muy concurridos.

La primera explosión tuvo lugar en la mezquita de Al Taqwa, en el centro de Trípoli, donde el rezo fue presidido por el jeque Salem Rafei, que había llamado a sus seguidores a ir a combatir a Siria contra el régimen de Bachar al Asad, informa Efe. La segunda se produjo momentos después frente a la mezquita As Salam, que se encuentra cerca del puerto de la ciudad.

Trípolo es una ciudad de mayoría suní. Algunos líderes religiosos han llamado a luchar junto a los rebeldes suníes en la vecina Siria, que vive una guerra civil desde hace dos años y medio de tintes sectarios. Al Asad pertenece a la minoría alauí, una rama del chiísmo; y es apoyado por el partido-milicia chií libanés Hizbulá

Escalada de violencia

Este doble atentado llega solo una semana después del registrado el pasado 15 de agosto, que causó 27 muertos y más de 300 heridos en un feudo del grupo chií Hizbulá en Beirut.

Entre los heridos de este viernes está un general de la policía, según fuentes de seguridad citadas por Efe. Una de las mezquitas afectadas está situada cerca del domicilio del primer ministro saliente del Líbano, Nayib Mikati.

Testigos del atentado han visto cadáveres carbonizados y numerosos coches calcinados, y una gran columna de humo se elevaba sobre la ciudad porturaria, la segunda más grande del país.

Tras las explosiones, un grupo de personas se ha concentrado ante la mezquita Al Taqwa con pancartas contrarias a Hizbulá, según AFP.

El jefe del Ejército, Jean Kawahi, citado por la misma agencia, ha dado a entender que responsabilizan a un mismo grupo de los últimos grandes ataques de Beirut y Trípoli: "No golpean a una comunidad particular, sino que buscan una guerra confesional atacando diferentes regiones".

Hizbulá también ha dicho que los autores de este atentado son los mismos que la semana pasada, que se atribuyó un desconocido grupo islamista sirio.

Noticias

anterior siguiente