Enlaces accesibilidad

Siria acusa a EE.UU. de usar "métodos banales" para justificar dar armas a los rebeldes

       
  • Asegura que la oposición dispone también de armas químicas
  •    
  • Acusa a Obama de "doble rasero con el terrorismo"
  •    
  • Los rebeldes creen que la medida de EE.UU. llega tarde 

Por

El gobierno sirio ha asegurado este viernes que EEUU recurre a "métodos banales" para justificar su decisión de armar a los rebeldes, después del anuncio de Washington de que les prestará apoyo militar tras confirmar, supuestamente, el uso de armas químicas por parte de Damasco.

Las declaraciones de la Casa Blanca sobre el uso de estas armas están "llenas de mentiras y se basan en informaciones falsas", se indica en una nota del Ministerio sirio de Exteriores, difundida por la agencia oficial Sana.

Según Damasco, EEUU pretende que el Gobierno sirio asuma toda la responsabilidad sobre el empleo de dicho armamento, cuando hay informes que apuntan que "los grupos terroristas activos en Siria disponen de materiales químicos letales".

También Reino Unido ha afirmado este viernes que el régimen de Bachar al Asad ha utilizado armas químicas, entre ellas gas sarín, mientras que la OTAN ha pedido a Siria que permita a la ONU investigar estos datos y ha solicitado una investigación, al igual que China.

"Doble rasero con el terrorismo"

El Ministerio de Exteriores sirio, a través de una fuente citada por la agencia Sana, ha acusado asímismo al presidente estadounidense, Barack Obama, de "ejercer un doble rasero en su trato hacia el terrorismo", al incluir al extremista Frente al Nusra en la lista de grupos terroristas, pero luego apoyar a esos mismos grupos con armas y dinero.

"La decisión estadounidense de armar a los terroristas refleja la implicación directa de EEUU en el derramamiento de la sangre del pueblo sirio", ha dicho la fuente.

Esta medida plantea también, según la fuente, "preguntas serias sobre la sinceridad de sus intenciones (de EEUU) de encontrar una solución política a la crisis en Siria al actuar para aumentar la violencia".

También ha denunciado que EEUU ofrece cobertura política a estos grupos al impedir que el Consejo de Seguridad de la ONU condene las masacres que cometen, como la de hace dos días en la población de Halta, en la provincia oriental de Deir el Zur, en la que según datos sin confirmar pudieron morir 60 chiíes.

Hizbulá, dispuesta a asumir todas las consecuencias

Por su parte, el jefe del grupo chií libanés Hizbulá, Hasan Nasralá, ha asegurado este jueves que no cambiará su postura de apoyo al régimen sirio sobre el terreno, porque ese país hace frente a "un proyecto de EE.UU., los países del Golfo y extremistas suníes contra toda la región".

En un discurso retransmitido por la televisión Al Manar, Nasralá ha señalado que están dispuestos a asumir todas las consecuencias de su implicación en Siria, porque enfrentan "un proyecto que tiene como objetivo también el Líbano".

"Estaremos donde debemos estar y continuaremos asumiendo nuestras responsabilidades", subrayó el jeque chií, que agregó que nada ha cambiado tras la victoria la semana pasada del régimen sirio y los milicianos de Hizbulá en la estratégica ciudad siria de Al Quseir.

Nasralá denunció que su grupo sufre "ataques políticos" y "fetuas" (edictos islámicos), cuando -dijo- sus combatientes fueron "los últimos" en entrar en Siria. "No tememos las amenazas del los países del Golfo de incluirnos en la lista de grupos terroristas, al contrario, esto aumenta nuestro convencimiento de que nuestra postura (en Siria) es correcta", ha remarcado.

Los rebeldes saludan a EE.UU.

Por su parte, el rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) ha dado la  bienvenida a la decisión estadounidense y señala que, aunque llega  tarde, supondrá el inicio de una nueva fase en la lucha para derrocar al  régimen.

El portavoz del Mando Conjunto del ELS, Fahd al Masri, dijo a Efe por teléfono que con esta medida se corrigen "errores" pasados en el respaldo de EE.UU. a los rebeldes y se abre "una nueva etapa en el conflicto sirio".

"EEUU ha tomado la decisión de armar a los rebeldes después de que  varias fuerzas extranjeras empezaran a injerir en Siria", dijo el  portavoz, que denunció el apoyo al régimen de Damasco de Irán el grupo  chií libanés Hizbulá, combatientes chiíes iraquíes y Rusia.

Noticias

anterior siguiente