Enlaces accesibilidad

La reina Beatriz se despide del trono de Holanda

       
  • Los príncipes de Asturias son la representación española 
  •    
  • La reina Beatriz pone fin a 33 años de reinado con una cena de gala
  •    
  • El martes por la mañana será la abdicación y entronización de Guillermo

Por
Cena de gala para despedir a la reina Beatriz de Holanda

La reina Beatriz se ha despedido de los holandeses con un discurso televisado en el que ha asegurado que la elección de su esposo, el alemán Claus von Amsberg, fue su "mejor decisión", al tiempo que ha agradecido a sus compatriotas el apoyo en sus 33 años de reinado.

"Quizás la historia diga que la elección de mi esposo fue mi mejor decisión", ha dicho una Beatriz de Orange-Nassau claramente emocionada mientras hablaba de su marido, fallecido en 2002.

El vídeo con las palabras de despedida de la reina se ha emitido por las cadenas de televisión neerlandesas pasadas las 20:30 horas, cuando Beatriz de Holanda ya se encontraba en el Rijksmuseum junto a los príncipes herederos, Guillermo-Alejandro y Máxima, en una cena de gala con invitados de 18 casas reales reinantes y con personalidades de instituciones del país e internacionales.

Beatriz de Holanda también ha tenido palabras para su nuera, Máxima Zorreguieta, a quien se ha referido como un apoyo para su hijo en la futura labor de jefe de Estado.

"Que su afable Máxima, con su gran corazón y su sentimiento puro para las relaciones personales, pueda desempeñar un papel especial (con Guillermo-Alejandro como rey). Todos nosotros los vivimos como una bendición", ha señalado.

Respecto a su heredero, Beatriz de Holanda ha resaltado que "está bien preparado en todos los aspectos. Durante la ceremonia de investidura en la Nieuwe Kerk de Amsterdam, el rey Guillermo-Alejandro aceptará lo esencial de este puesto: actuar sin tener en cuenta las preferencias y mantenerse por encima de los partidos y los grupos de interés".

La reina  Beatriz, de 75 años y que este martes abdicará en su hijo Guillermo-Alejandro, ha mostrado su agradecimiento a la población, refiriéndose a su "calor y confianza", elementos que, ha afirmado, le han dado fuerza en los momentos más difíciles.

Más de 2.000 invitados

Engalanada y teñida de naranja, Ámsterdam ha dado la bienvenida a una treintena de príncipes y princesas de todo el mundo que acompañan a la reina Beatriz en su despedida del trono de Holanda.

Entre los 2.000 invitados al evento, que ha comenzado a las 20.00 en el Rijksmuseum de la capital holandesa, han desfilado  representantes de monarquías europeas como los Príncipes de Asturias,   Felipe y Matilde de Bélgica, Federico y Mary de Dinamarca, Guillermo y   Stéphanie de Luxemburgo, Haakon y Mette-Marit de Noruega, Carlos y   Camilla del Reino Unido y Victoria y Daniel de Suecia. También están presentes los príncipes Naruhito y Masako de Japón,  en  el que será el primer viaje oficial de la princesa en once años.

El príncipe Guillermo de Orange está listo para poner fin a más de un siglo de reinados femeninos en la corona holandesa. Pero, antes de la abdicación de la reina Beatriz y la coronación de Guillermo-Alejandro y Máxima de  Orange-Nassau como reyes de Holanda, la actual monarca ofrece a los miembros de las distintas  familias reales y jefes de Estado una cena de gala.

Al término de la cena, Beatriz ofrecerá a sus huéspedes una visita al  recién reabierto Rijksmuseum (el "Museo del Reino" en holandés),  conocido como la "Catedral del arte holandés" y que alberga obras de  grandes maestros como Rembrandt.

Expectación entre españoles y latinos

Españoles y latinos residentes en Amsterdam, especialmente argentinos, se han sumado a las celebraciones de la entronización de los reyes de los Países Bajos.

Tampoco faltan españoles y latinos llegados de Venezuela, Perú o Colombia, entre otros países de Latinoamérica, que destacan la popularidad que Máxima Zorreguieta, casada con el príncipe Guillermo-Alejandro en 2001, ha conseguido entre los holandeses gracias a su carisma y su talante latino.

César y Amalia, dos compatriotas de la primera argentina en ser reina consorte en un país europeo, son un matrimonio argentino que tenía pensado viajar a Holanda por estas fechas con sus tres nietos.

"Teníamos los boletos desde hace meses, antes de saber que coincidiría con la ceremonia y nos ha hecho mucha ilusión que nuestra visita a Amsterdam coincida con la coronación de una reina argentina. ¡Viva la reina! y ¡Viva Argentina!", dijo a Efe el bonarense.

La venezolana Reina Reyes, cuya admiración por las monarquías no termina en el nombre, dijo a Efe que ya ha asistido junto su marido a todas las bodas reales y coronaciones que ha podido.

"Estamos ya en primera fila. Y aquí estaremos toda la noche para mañana tener un buen sitio mañana cuando saluden desde el balcón", relata Reina, venezolana, a quien no le importan las bajas temperaturas previstas para esta noche en la capital holandesa.

Beatriz, de reina a princesa

El matrimonio saludará a los holandeses por primera vez como reyes  desde el balcón del Palacio, acompañados por la que ya será la  "princesa" Beatriz, así como por sus hijas: la próxima princesa de  Orange, Catalina-Amalia, y sus hermanas, las princesas Ariane y Alexia.

La investidura de Guillermo-Alejandro se celebrará en la Iglesia  Nueva (Nieuwe Kerk), una ceremonia en la que el nuevo rey no será  coronado, según la tradición, y que será seguida por una recepción para  las misiones reales y extranjeras en el Palacio Real.

Por la tarde, los nuevos monarcas escucharán la "canción del rey",  antes de realizar la travesía real por las aguas del río Ij, tras la que  asistirán con sus invitados a una fiesta final en el Muziekgebouw aan't  Ij.

"Un tango para Máxima"

Al otro lado del Atlántico, también habrá festejos. La argentina Máxima Zorreguieta será homenajeada por todo lo alto en Buenos Aires, su ciudad natal.  El Gobierno de la capital argentina rendirá tributo a la princesa con  "Un tango para Máxima" en la Plaza Naciones Unidas, cuyo monumento más  emblemático, la Florialis Genérica, lucirá de color naranja. En el espectáculo participarán la prestigiosa bailarina Mora Godoy y  la Orquesta del Tango de Buenos Aires junto a músicos argentinos y  holandeses.

"Nos complace tributar este homenaje ante la asunción al trono de Holanda de nuestra compatriota Máxima Zorreguieta, y estamos seguros de que esta circunstancia contribuirá a fortalecer aún más los profundos lazos de amistad entre ambos países", ha afirmado ante los medios el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi.

Máxima se asoma también a vitrinas de la ciudad,  con multitud de recuerdos de la futura soberana. Camisetas, pañuelos e incluso perfumes anticipan una "Maximanía" que vivirá su apogeo el martes, cuando Guillermo Alejandro y Máxima se conviertan en los futuros reyes de Holanda.

Noticias

anterior siguiente