Enlaces accesibilidad

Miquel Barceló muestra sus últimos trabajos en céramica en la galería madrileña Elvira González

  • Son trabajos realizados en cerámica a lo largo de 2012
  • Primera exposición una sala privada madrileña desde hace 10 años

Por
Barceló ante algunas de las obras que presenta en Madrid. GALERÍA ELVIRA GONZÁLEZ

Miquel Barceló inaugura este sábado 26 de enero de 2013 su primera exposición individual en la Galería Elvira González. Se trata, además, de la primera exposición que Barceló realiza en una galería española desde hace más de una década.

La muestra recoge su obra reciente, realizada en su totalidad en el 2012, año en el que Barceló ha trabajado sobre todo con cerámica. El artista lleva años trabajando con este material y últimamente ha intensificado su uso.

En sus propias palabras “es el material que mejor recoge los defectos y las imperfecciones”. Como en su pintura, Barceló maneja el material escogido con destreza y soltura, dando lugar a unas soluciones formales transformadoras e impactantes.

En palabras del propio artista: "El tema de muchas de estas obras es la pintura. La arcilla se convierte en pintura, en lienzo y dibujo. Para abreviar, una transmutación. La arcilla se convierte en pintura y así en carne de nuevo".

En su conjunto, la exposición muestra la versatilidad artística de Barceló con su estilo inconfundible que le ha convertido en uno de los artistas contemporáneos españoles con mayor proyección internacional.

De pintar con su madre a exponer en todo el mundo

Miquel Barceló (Felanitx, Mallorca, 1957) tuvo sus primeros contactos con la pintura desde muy joven con su madre, Francisca Artigues, a quien le gustaba pintar y con la que Miquel compartía esta afición.

Asiste a partir de 1972 a l’Escola d’Arts i Oficis de Palma de Mallorca y ha sido considerado, desde muy joven, como uno de los mejores artistas europeos de nuestro tiempo. Recibió de forma temprana el reconocimiento internacional. Con 24 años participa en la Bienal de Sao Paulo (Brasil) 1981 y con 25 en la Documenta de Kassel (Alemania) en 1982.

Desde este momento su obra es incluida en las más prestigiosas muestras internacionales, configurándose como una de las mayores revelaciones del arte español en los años ochenta. En 1986 se le concede el Premio Nacional de Artes Plásticas y, dos años después,instala su taller en Mali,un país en el que centra su fascinación por África.

Su labor artística abarca diferentes disciplinas, como la pintura, la escultura y la cerámica. Representante español en el Pabellón Bienal de Venecia en 2009 su obra ha sido expuesta en la Whitechapel de Londres, el Centre Georges Pompidou de París, el MACBA de Barcelona o el museo del Louvre de París. En la pinacoteca francesa expuso en 2004 las acuarelas que creó para ilustrar La Divina Comedia.

En 2003 recibió el premio Príncipe de Asturias de las Artes y en 2008 inauguró la cúpula de la Sala XX del Palacio de las Naciones Unidas en Ginebra. Recientemente ha sido reconocido con el Premio Penagos de Dibujo 2011 e investido doctor honoris causa por la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Noticias

anterior siguiente