Enlaces accesibilidad

Obama regresa a la Casa Blanca "con gran determinación y más inspirado que nunca"

  • El presidente estadounidense invita a soñar con un futuro esperanzador
  • El público aclamaba al demócrata al grito que de "cuatro años más"

Por
Obama dice que lo mejor está por venir, en su primer discurso tras su víctoria en EEUU

Barack Obama arranca su segunda legislatura como presidente de los Estados Unidos "con gran determinación y más inspirado que nunca", según ha defendido en un iluminado discurso ante decenas de miles de personas en el centro de convenciones McCormick, en Chicago, en el que ha hecho un alegato por mantener la esperanza en el futuro: "Lo mejor está por llegar".

El 44º presidente de los Estados Unidos se ha subido al estrado más de dos horas después de saberse ganador acompañado de su mujer Michell y sus hijas Malia y Sasha y entre el grito agónico de sus seguidores que, insistentemente, le gritaban "cuatro años más". Precisamente esas han sido las palabras que ha twitteado nada más conocer la victoria y poco antes de hablar por teléfono con Mitt Romney para felicitarle por la "dura campaña" que ha protagnoizado.

En su discurso del triunfo, del que tenía preparada una versión en caso de derrota a diferencia de Romney, Obama ha alentado a los ciudadanos estadounidenses a comportarse como una "familia". "Nos levantamos y nos caemos juntos, como una nación, como un pueblo", ha exhortado el líder afroamericano, en una intervención cargada de emoción en la que ha invitado reiteradamente a los estadounidenses a creer en su "esperanza".

"No sería quien soy sin Michelle"

"No sería el hombre que soy sin la mujer que se casó conmigo hace 20 años. Michelle, quiero decir públicamente que nunca te he querido más que ahora y nunca he estado tan orgulloso al ver que cómo también todo el país se ha enamorado de ti", ha confesado con cierta galantería Obama.

Con guiños a históricos discursos, como el de la toma de posesión de John F. Kennedy en 1961 cuando invitó a los estadounidenses a pensar "qué podían hacer por su país", y hasta mencionando el sueño americano, Barack Obama ha echado el resto en intentar volver a hacer soñar a sus votantes con aquello que les embriagó hace cuatro años.

"No hablo desde un optimismo ciego que ignora las piedras del camino. Siempre he creido que la esperanza es ese aspecto más testaduro que nos hace seguir adelante para tener un futuro mejor", sostenía ante una enfervorecida audiencia.

"Podemos mantener las promesas de los padres fundadores: Si trabajas duro, independientemente de si eres hispano, negro, viejo, rico... puedes tener éxito si lo intentas en América", ha proclamado Obama, que seducía a las masas con buenas intenciones de futuro pero también se comprometía a trabajar activamente con sus oponentes.

Los retos por delante

Entre las mayores preocupaciones que esta noche ha citado estaban el déficit, la reforma fiscal, la inmigración o la dependencia de petróleo, aunque la iniciativa que más algarabía ha despertado entre sus público ha sido la de solventar las colas de votantes que aún no habían podido ejercer su derecho a la hora de cierre de los colegios.

Obama ha cerrado su último discurso como ganador en una noche electoral lanzando un mensaje de unión y confesándose orgulloso de liderar un país "excepcional" bajo la creencia de que "el destino de todos está compartido".

Noticias

anterior siguiente