Enlaces accesibilidad

Secuestrados dos franceses en Mali el mismo día de la liberación de una cooperante en Yemen

  • Se trata de dos geólogos que han sido capturados en su hotel
  • Mariam al Hasni, también francesa, fue secuestrada hace dos días
  • La mediación de dirigentes tribales, clave en la liberación

Por

El ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, ha confirmado este jueves el secuestro de dos geólogos galos en Mali, del que no ha dado más precisiones.

En declaraciones a la televisión "iTélé", el jefe de la diplomacia gala ha indicado que se desconocen por el momento las condiciones en las que se produjo el secuestro y que están trabajando para obtener más información sobre los hechos.

Según diversos medios, los dos geólogos fueron secuestrados la pasada noche en Hombori, en el norte del país, donde trabajaban, por un grupo de hombres armados que penetró en la habitación del hotel en el que se hospedaban.

Liberación de una cooperante en Yemen

El secuestro se ha producido el mismo día en que la cooperante francesa de origen marroquí Mariam al Hasani ha sido liberadaen el sur del Yemen. Al Hasani había sido secuestrada hace dos días por hombres armados de una tribu local, según han confirmado a la agencia Efe fuentes tribales.

Al Hasani y sus dos acompañantes yemeníes secuestrados fueron puestos en libertad después de la mediación llevada a cabo por dirigentes tribales, ha afirmado una fuente que ha participado en las conversaciones y ha pedido el anonimato.

Los tres ciudadanos estaban retenidos en la zona de Bacheria, ubicada a unos 40 kilómetros al sur de Al Mesaimir, en la provincia meridional de Lahesh, donde fueron capturados mientras se desplazaban en coche.

Secuestros habituales

Según la fuente, tras ser liberados, la cooperante francesa y sus compañeros, un conductor y un traductor yemeníes, se dirigen a la localidad de Al Hota, capital de Lahesh.

Los mediadores prometieron a los secuestradores que las autoridades pondrán posteriormente en libertad a uno de los miembros de su clan que se encontraba detenido por su implicación en varios delitos penales.

Sin embargo, el clan de los Huider, al que pertenece el acusado, defiende que éste es inocente y que es solo un activista que pide la separación del sur del Yemen.

Habitualmente, los hombres armados de las tribus secuestran a extranjeros en remotas zonas de Yemen para presionar a las autoridades a que liberen presos, ofrezcan empleo a miembros de su tribu o les instalen servicios públicos.

La semana pasada, tres cooperantes de nacionalidad francesa fueron liberados por la organización terrorista Al Qaeda después de permanecer más de cinco meses secuestrados en el sur de este país, el más pobre de la península Arábiga.


Noticias

anterior siguiente