Enlaces accesibilidad

Inédita asamblea entre peregrinos y 15M en el tercer día de manifestaciones encontradas

  • Los trayectos de la protesta laica y el viacrucis confluían en Sol
  • La policía ha ejercido de cortafuegos cacheando a algunos manifestantes

Por
La policía abre una investigación sobre las agresiones a manifestantes laicos

El tercer día de manifestaciones contra la financiación pública de la Jornada Mundial de la Juventud ha terminado sin altercados, a pesar del riesgo del encuentro en la Puerta del Sol entre la protesta laica y el viacrucis religioso de la JMJ. El despliegue de policías ha ejercido en todo momento de cortafuegos entre estos dos grupos.

No obstante, la policía ha permitido la celebración de una inédita asamblea en la Puerta del Sol en diálogo directo y pacífico entre laicistas y jóvenes peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud. La celebración de este encuentro, denominado JMJ, 15-M, abrazo colectivo se había convertido en una demanda que activistas del 15-M habían plasmado con carteles en la céntrica plaza madrileña tras los violentos desencuentros de los dos días anteriores.

En esta asamblea protagonizada por un centenar de personas este viernes por la noche, un participante ha considerado “lamentables” algunas conductas de una y otra parte y ha pedido que “todas las personas se respeten, sean de la creencia que sean”. De hecho, la reunión ha coincidido en la Puerta del Sol con uno de los pasos del vía crucis y aunque el ambiente no dejaba entrever enfrentamientos, la policía ha formado una barrera entre los manifestantes y los asistentes a la procesión.

Marcha laica sin rumbo

Algunos de los integrantes de esta asamblea habían asistido anteriormente a la marcha en protesta por la “brutalidad policial” de estos últimos días. La marcha convocada a las 20.30 horas en la calle Atocha de la capital y con destino la Puerta del Sol ha contado con momentos de tensión en sus encontronazos con el cortafuegos policial.

Algunos de los manifestantes han salido corriendo al realizarse un despliegue de furgones policiales y efectivos a la carrera. A partir de este momento, el tono de la protesta ha ido aumentando hasta que la policía ha acorralado y cacheado a una veintena de manifestantes en la plaza de Alonso Martínez, sin que finalmente se haya tenido constancia de detenciones.

Esta persecución ha provocado que la manifestación -que según Europa Press ha reunido a 2.000 personas en los momentos álgidos- recorriera sin rumbo fijo las calles de Madrid durante casi cuatro horas.

Finalmente, medio centenar de manifestantes dispersos se han reunido en la Plaza de Chueca para acordar su presencia en los actos a los que asistirá el papa este sábado, informa Gema Romero. Una participante aseguraba que mucha gente les apoyaba “siempre y cuando no hubiera violencia”. Los manifestantes han convocado una “vigilia laica por la democracia” a las 21.00 horas de este sábado en la Plaza de Oriente. Su objetivo es protestar contra la financiación pública de actos religiosos en un estado aconfesional como España.

Noticias

anterior siguiente