Enlaces accesibilidad

El papa censura a quienes defienden el aborto y la eutanasia "creyéndose dioses"

  • Critica a los que deciden "quien es digno de vivir o ser sacrificado"
  • Llama a los jóvenes a rezar para llevar el mensaje de Cristo a los no creyentes

Por
El papa critica a los que deciden quien es "digno de vivir" o ser sacrificado

El papa Benedicto XVI ha aprovechado las primeras palabras que ha dirigido a los jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) este jueves en Madrid, para arremeter contra los que defienden el aborto y la eutanasia "creyéndose dioses".

El pontífice, que ha llegado este jueves por la mañana al aeropuerto de Barajas, ha criticado a aquellos que "desearían decidir por sí solos lo que es verdad o no, lo que es bueno o malo, lo justo o lo injusto; decidir quién es digno de vivir o puede ser sacrificado en aras de otras preferencias".

"Sí, hay muchos que, creyéndose dioses, piensan no tener necesidad de más raíces ni cimientos que ellos mismos", ha señalado Benedicto XVI en su discurso de bienvenida a los miles de jóvenes congregados en Cibeles.

Benedicto XVI ha lanzado este mensaje en España, donde está en vigor desde hace más de un año una nueva ley del aborto que permite interrumpir el embarazo en las primeras semanas de gestación sin alegar ningún motivo y donde se tramita una ley de muerte digna.

Ha alertado a los presentes sobre las "tentaciones", que están "siempre al acecho", de ir "sin rumbo fijo" y dejarse llevar "por el impulso de cada momento".

"Es importante no sucumbir a ellas, porque, en realidad, conducen a algo tan evanescente como una existencia sin horizontes, una libertad sin Dios".

El papa les ha llamado a rezar para que el "mensaje de esperanza y amor" de Jesucristo "tenga eco también en el corazón de los que no creen o se han alejado de la Iglesia".

En España, los jóvenes que se declaran católicos apenas supera el 60%. Los que se consideran católicos prácticantes rondan el 10%, según los últimos sondeos del Instituto de la Juventud.

Les ha invitado a edificar su vida sobre la "roca firme" de la Cristo porque de esta forma "proyectarán" su luz sobre sus "coetáneos y sobre toda la humanidad, mostrando una alternativa válida a tantos como se contentan con seguir las corrientes de moda, se cobijan en el interés inmediato, olvidando la justicia verdadera, o se refugian en pareceres propios en vez de buscar la verdad sin adjetivos".

Miles de peregrinos vitorean a Benedicto XVI

Aunque la Jornada Mundial de la Juventud arrancó oficialmente el pasado martes con un misa en el que el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, llamó a los jóvenes a evangelizar a sus coetáneos en medio de un "rampante relativismo", Benedicto XVI no ha llegado a la capital española hasta este jueves por la mañana.

En el viaje en avión, con periodistas, ha expresado su preocupación por los jóvenes que están en paro. Una vez en tierra, donde ha sido recibido por los reyes a pie de pista, ha llamado a los católicos a "no avergonzarse del Señor" en el primer discurso que ha pronunciado en su tercera visita a España.

Ya en el papamóvil, Benedicto XVI ha recorrido las calles de Madrid hasta llegar a la Nunciatura, donde residirá hasta su vuelta al Vaticano el domingo por la tarde.

Miles de jóvenes han llenado las calles de la capital española para dar la bienvenida al pontífice. Desde primera hora de la tarde han guardado sitio para ver al pontífice al grito de "Esta es, la juventud del papa".

Cerca de 300 han tenido que ser atendidos por lipotimias y desmayos a causa del calor, según fuentes del Samur citadas por Servimedia.

El papa recibe las llaves de Madrid de manos de Gallardón

El primer acto ha tenido lugar en la Puerta de Alcalá, donde el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz Gallardón, le ha entregado las llaves de la ciudad. Después el papa ha atravesado los arcos de la Puerta de Alcalá acompañado por medio centenar de jóvenes de los cinco continentes.

Tras una exhibición de caballos de la familia Domecq, ha vuelto a subir al papamovil para recorre el espacio que separa la Puerta de Alcalá de Cibeles acompañado por la tuna, aunque ha seguido por Gran Vía para saludar a los miles de peregrinos congregados en la calle.

De vuelta a Cibeles ha comenzado el acto religioso de bienvenida. El papa se ha dirigido a los presentes en español, francés, inglés, alemán, italiano, portugués y poloco.

Alí les ha exhortado a "buscar sobre todo la Verdad que no es una idea, una ideología o un eslogan, sino una Persona, Cristo Dios mismo que ha venido entre los hombres. Tenéis razón de querer enraizar vuestra fe en Él".

Jóvenes de cinco continentes le han ofrecido regalos de bienvenida, informa Servimedia: pan y sal (de manos de la polaca Asia), una guirnalda de flores típica de las islas del Pacífico (el australiano Alex), bacalao con arroz (la coreana Ji-In), un sarape (el hondureño Yester) y granos de café envueltos en hojas de plátano (la guineana Brenda).

Noticias

anterior siguiente