Enlaces accesibilidad

Una cámara de mil millones de píxeles para fisgar en la Vía Láctea

       
  • Es la mayor cámara digital fabricada hasta ahora
  •    
  • Está compuesta  por más de 100 dispositivos electrónicos
  •    
  • La misón de la ESA es trazar un mapa de la Galaxia

Por
 Técnicos realizan el esamblamiento de los dispositivos electrónicos
Técnicos realizan el esamblamiento de los dispositivos electrónicos Astrium

La misión Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA) contará con la ayuda de la mayor cámara digital fabricada hasta ahora para investigar la Vía Lactea.

Éste aparato óptico se compone de 106 detectores electrónicos, denominados dispositivos de carga acoplada (CCDs en sus siglas en inglés).

Los CCDs son versiones evolucionadas de los chips que llevan las cámaras digitales convencionales. Constituirán un 'ojo súper sensible' con el que se llevará a cabo la misión.

Gracias a ésto la cámara tendrá una resolución de mil millones de píxeles.

Cada dispositivo tiene unas dimensiones inferiores a una tarjeta de crédito y son más finos que un cabello humano. Se han fabricado en Reino Unido y  se han ensamblado en Francia.

Con la ayuda de éstos aparatos la ESA podrá captar la luz de miles de millones de estrellas y situarlas en un mapa del cielo, mientras que el ojo humano 'apenas' puede ver miles de astros en el cielo nocturno.

Para asegurar el correcto funcionamiento de los CCDs durante la misión en el espacio se mantendrán a una temperatura inferior a los 110 grados bajo cero.

La misión Gaia

La misión Gaia se llevará a cabo desde una sonda espacial situada a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en dirección contraria al Sol, es una región del espacio conocida como 'punto Lagrange L2' dónde la fuerza gravitatoria nuestro planeta crea una zona de estabilidad.

El principal objetivo de la misión es trazar un mapa tridimensional de las estrellas de nuestra Galaxia.

Sólo podrá detectar el 1% de las estrellas de nuestra galaxia

Además se pretende recoger la máxima información posible sobre cada astro, basándose en la fotometría multicolor, una técnica de medición de luz que servirá para obtener datos sobre la creación y evolución de las estrellas más cercanas al Sol.

El lanzamiento de la sonda espacial se producirá en 2013 y está previsto que la misión dure cinco años. Sin embargo, a pesar del exhaustivo rastreo de la misión, apenas podrán detectar un 1% de las estrellas de nuestra galaxia.

Noticias

anterior siguiente