Enlaces accesibilidad

Smart TV, la tele quiere dejar de ser la caja tonta

       
  • La televisión conectada da acceso a Internet y a redes sociales
  •    
  • Se puede incorporar a cualquier televisor con un adaptador externo
  •    
  • Permite utilizar aplicaciones y acceder a servicios y televisión a la carta
       

Por
Además de juegos y utilidades, las aplicaciones sirven para acceder a contenidos y servicios de Internet
Además de juegos y utilidades, las aplicaciones sirven para acceder a contenidos y servicios de Internet LG

Aunque la idea de incorporar Internet en el televisor lleva años entre los fabricantes, es ahora cuando se empiezan a materializar soluciones funcionales que, además de la navegación web, incorporan acceso a aplicaciones similares a las disponibles para teléfonos móviles y también servicios adicionales como redes sociales o alquiler de películas.

Del mismo modo que sucede desde hace tiempo con los descodificadores para canales de televisión TDT, la Smart TV se puede encontrar incorporada directamente en determinados modelos de televisores o añadirse a cualquier modelo de televisor a través de dispositivos externos.

Internet, aplicaciones, televisión a la carta

Los dispositivos de Smart TV externos suelen ser compatibles con cualquier tipo de televisor o pantalla que incorpore conexión HDMI, habitual desde hace ya algunos años, especialmente en las pantallas planas.

De este tipo de dispositivos externos existen algunas variantes. En algunos casos esa función viene incorporada en reproductores de DVD o Blu-Ray, como en ciertos modelos de Samsung. También podría encontrarse en videconsolas o en grabadores de vídeo digital con disco duro.

Suelen ser compatibles con cualquier tipo de televisor o pantalla que tenga conexión HDMI

En otros casos se trata de pequeños accesorios específicos como sería el caso del Smarty recientemente presentado por LG, un 'actualizador' que permite añadir Internet a cualquier televisor y convertir la 'caja tonta' en una Smart TV.

Este tipo de dispositivos cuentan con conexión a Internet a través de la red wifi de la casa, o de una conexión Ethernet (Internet a través de un cable de red).

De este modo pueden acceder a tanto a la web como a servicios on-line, normalmente ofrecidos por cadenas y por la marca fabricante del aparato como en el caso de los videoclubes y tiendas de aplicaciones.

Descarga de aplicaciones

Para utilizar las aplicaciones es necesario descargarlas e instalarlas en el 'ordenador' del televisor. Es un proceso muy sencillo y transparente para el usuario, muy similar a como se hace ya habitualmente en los teléfonos móviles.

Además de juegos y utilidades, las aplicaciones sirven para acceder a contenidos y servicios de Internet (como Facebook, Twitter o YouTube) o de cadenas de televisión on-line y convencionales.

A pesar de que el término Smart TV lo utilizan distintos fabricantes y de que actualmente se trata de seguir un estándar en el desarrollo de aplicaciones, cada marca utiliza y desarrolla su propia plataforma de Smart TV.

El Apple TV permite acceder a contenidos de iTunes como películas o documentales que se pueden alquilar

También normalmente las plataformas de Smart TV permiten la navegación web en abierto como si se estuviese utilizando el ordenador. Pero no es así siempre. Apple tiene desde hace algún tiempo su propia interpretación del Smart TV, aunque a su manera.

El Apple TV permite acceder a contenidos de iTunes como películas o documentales que se puede alquilar directamente desde el dispositivo o visualizar contenidos almacenados en un ordenador doméstico, un iPad o un iPhone. También permite visionar en el televisor contenidos de Internet, aunque no permite la navegación en abierto.

La experiencia de uso

Internet en el televisor implica numerosos desafíos para una implementación correcta y que proporcione una experiencia de usuario satisfactoria.

Uno de los principales obstáculos es la forma en la que se interactúa con los menús y aplicaciones. Normalmente se recurre a botones tipo cursor en el mando a distancia. Pero esto implica movimientos lentos y poco precisos por la pantalla.

Para mejorar el manejo LG dispone de un mando a distancia que funciona de forma similar al de la Wii: con el Magic Control, opcional, basta con apuntar el mando a la pantalla y moverlo con la mano para desplazar por ella el puntero.

Otra opción pasa por convertir el teléfono móvil en el mando a distancia como ya hacen Panasonic, Philips, LG, Samsung o Apple.

Uno de los principales obstáculos yace en la forma en la que se interactúa con los menús y aplicaciones

Con aplicaciones para smartphones Android o iPhone, este tipo de aplicaciones se conectan con el televisor o dispositivo externos a través de la misma red wifi y dan acceso a las opciones y funciones.

También permite utilizar la pantalla táctil a modo de trackpad -similar al de los portátiles- para desplazarse por la pantalla o utilizando los sensores de movimiento del teléfono.

Además, permiten visualizar contenidos del móvil en el televisor de forma inalámbrica utilizando la tecnología DLNA que agrupa a numerosos fabricantes. Apple dispone de su propia tecnología para hacer esto mismo, denominada Air Play.

Otros desafíos

La usabilidad y la interfaz gráfica también son un desafío para este tipo de servicio. Si bien estos aspectos han evolucionado durante años en ordenadores de sobremesa e incluso teléfonos móviles, en televisores su implementación es mucho más reciente y en un formato muy diferente.

Implica además que marcas de hardware, acostumbradas a fabricar televisores y otro tipo de aparatos de electrónica doméstica, se ven en la necesidad de desarrollar software con interfaz de usuario más complejos de lo que venía siendo habitual, que se limitaba a las opciones propias de un televisor convencional.

Este aspecto es probablemente el más complejo. Y de momento eso repercute en la imagen visual y usabilidad de este tipo de aparatos que, sin ser del todo mala, aún tiene mucho recorrido para mejorar y ofrecer una mejor experiencia.

En este sentido, la introducción de procesadores más potentes y capaces que aumenten las posibilidades y mejoren el funcionamiento del entorno y de las aplicaciones, también contribuirá en estas mejoras.

En la mayoría de los casos resulta más acertado recurrir a dispositivos externos

Aunque la función de Smart TV cada vez es más habitual encontrarla integrada en televisores de gama alta, en la mayoría de los casos resulta más acertado recurrir a dispositivos externos.

De este modo es posible cambiar el adaptador de Smart TV y acceder a nuevos modelos con más capacidad y funciones en el futuro, pero sin necesidad de cambiar el televisor.

Noticias

anterior siguiente