Enlaces accesibilidad

Tras los pasos de Yuri Gagarin

  • La ESA celebra el 50 aniversario del viaje del cosmonauta
  • Algunos astronautas recuerdan la hazaña de Gagarin

Ver además: las mejores fotos de la carrera de Yuri Gagarin

Por

Con motivo del 50 aniversario del viaje de Yuri Gagarin al espacio, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha elaborado un especial en el que recopila los testimonios de varios astronautas que repasan como la hazaña del ruso inspiró sus vidas y sus carreras.

Pedro Duque, astronauta español

“Cuanto más aprendía sobre el espacio en mis años de entrenamiento, más me admiraba el enorme esfuerzo dedicado a conquistar el espacio por primera vez. Se necesitaba valor para subir a los primeros cohetes, y Gagarin tenía mucho. Fue el único representante visible de miles de brillantes ingenieros soviéticos que quedarán para siempre en el anonimato por el carácter secreto de su trabajo. Incluso su ingeniero jefe, Sergei Korolev, fue ocultado al mundo exterior.

Por el contrario, Gagarin fue fotografiado hasta la saciedad, exhibido en todas partes y utilizado como símbolo de la Unión Soviética. Solo puedo empezar a imaginar la presión que tuvo que soportar, de nuevo con valentía. Los astronautas admiramos a Gagarin, su foto se pone en nuestras estaciones espaciales, no sólo porque voló el primero, sino también porque conocemos un poco lo que fue su vida”.

Vladimír Remek, primer europeo en el espacio

“Para mí, entonces un niño de 13 años que deseaba aventuras, descubrimientos y logros, el primer vuelo tripulado al espacio fue una experiencia extraordinaria. También fue, sin embargo, un impulso. Yo era consciente de que algo muy especial acababa de suceder, pero sólo en los últimos años he llegado a comprender la relevancia de ese hecho como un hito importante en la historia de la humanidad. El vuelo orbital de Yuri Gagarin me motivó y me ayudó a hacer realidad el sueño de mi infancia.

El vuelo orbital de Yuri Gagarin me ayudó a hacer realidad el sueño de mi infancia.

Después de sólo 17 años, me dieron la oportunidad de seguir a Yuri Gagarin y a otros 86 cosmonautas soviéticos y astronautas estadounidenses. Apenas 50 años después de ese primer paso, el “vuelo espacial” es hoy un fenómeno normal para nosotros. Su rostro, sin embargo, siempre seguirá siendo el de Yuri Gagarin”.

Helen Sharman, astronauta británica

“A Yuri Gagarin se le concedió la corona internacional de la inspiración. Dondequiera que iba, las multitudes se agolpaban en las calles para ver fugazmente a la persona que encarnaba la capacidad de los demás seres humanos, la valentía de la exploración y el deseo de descubrir lo nuevo.

En mi última noche en el espacio, reflexionando sobre mi tiempo, me di cuenta de que estar lejos de la Tierra reforzaba lo que mis amigos rusos me habían dicho en tierra: lo que importa son las relaciones personales y lo que podamos hacer juntos. El espacio es grandioso y ser parte de él hace que las personas se sientan grandiosas”.

Ulf Merbold, astronauta de la ESA

“Esto debe compararse con el viaje de Cristóbal Colón. Para los rusos tenía un enorme significado político, pero resulta difícil apreciar la valentía del propio Gagarin en su justa medida.

Sólo tenía 27 años, pero seguramente sabía en qué se metía: dejarse atar a un cohete sin saber si volvería.

Al igual que John Glenn, el primer estadounidense en orbitar la Tierra, se convirtió en una figura política y se le prohibió volver a volar en el espacio. Glenn voló posteriormente en el transbordador, pero Gagarin, lamentablemente, nunca tuvo otra oportunidad de hacer lo que realmente amaba. Por tanto, su vuelo fue realmente único”.

Claude Nicollier, austronauta de la ESA

“Cuando miro las fotos de Yuri Gagarin, antes y después de su vuelo, me impresiona de verdad la evidente fuerza de su personalidad y el coraje de aquel hombre de 27 años de edad. No tuvo una vida fácil en su infancia, pero sentía pasión por las máquinas voladoras y ambición para el éxito.

Demostró una voluntad y un talento inusuales en tantas disciplinas relevantes para los viajes espaciales, que era la elección natural para abrir aquella nueva frontera. Gagarin es una enorme fuente de inspiración para todos los cosmonautas y astronautas de hoy.

Es un ejemplo extraordinario para los hombres y mujeres jóvenes, y seguirá siéndolo para las generaciones futuras...”.

Reinhold Ewald, astronauta de la ESA

“Cuando llegué por primera vez a la Ciudad de las Estrellas en 1990, la enorme estatua de Yuri Gagarin en el centro del lugar parecía formar parte de la propaganda soviética. Pero cuando llegué a conocer a la gente, algunos de los cuales fueron testigos de ese acontecimiento, rápidamente comprendí que había, efectivamente, orgullo por haber logrado ese sueño de siglos pasados, pero en el mejor sentido y como una invitación a todos los que siguieron, no sólo para la gloria de un solo país.

Esa sensación de seguir los pasos de un gran logro histórico fue una fuente de motivación para mí

Mientras yo completaba el exigente entrenamiento, esa sensación de seguir los pasos de un gran logro histórico fue una constante y renovada fuente de motivación para mí. Todavía tengo esa sensación, después de más de 20 años, sobre todo cuando estoy en el mismo lugar a los pies del monumento a Gagarin”.

Frank De Winne, primer comandante europeo de la ISS

“Hace cincuenta años Yuri Gagarin fue el primer ser humano en volar al espacio. Después de haber volado al espacio desde la misma plataforma de lanzamiento en Baikonur, Kazajistán, me sigue asombrando de lo que somos capaces como seres humanos y también el enorme logro que fue en 1961, con el estado de la tecnología en ese momento, y el tremendo coraje de Yuri Gagarin al haberse sentado en la nave Vostok 1”.

Noticias

anterior siguiente