Enlaces accesibilidad

La Abogacía y la Fiscalía coinciden ante el Supremo en que ETA está detrás de Sortu

  • El Gobierno cree que ETA no impone su postura porque esta muy debilitada
  • También asegura que esos límites son respetados por Sortu

Ver también: Twitter de Cristina Ónega (TVE)

Enlaces relacionados

Por
La abogacía del Estado y la Fiscalía piden al Tribunal Supremo que no legalice a Sortu

La Fiscalía del Estado ha defendido este martes en el Tribunal Supremo que Sortu está cometiendo un "verdadero fraude de ley y un abuso de derecho".  Y lo está haciendo -ha dicho el fiscal Antonio Narváez- al "cumplir aparentemente" el canon de legalidad pero sin "aceptar materialmente" sus planteamientos. "El hábito no hace al monje", ha comentado.

A su juicio, la nueva marca de la izquierda abertzale "no se ha desligado" de la banda terrorista y ello lo prueba el hecho de que hasta que la organización no emitió el comunicado en el que anunciaba un alto el fuego general, permanente y verificable, no se constituyó el partido.

Con relación al rechazo de Sortu a la violencia de ETA, el fiscal dice que "lo importante no es el humo, sino el fuego", para poner de relieve que, a pesar de las apariencias, lo relevante es que "Sortu no ha soltado amarras" con la organización criminal.

La Abogacía cree que Sortu quiere aparentar un cambio

La Abogacía del Estado, por su parte, en nombre del Gobierno, ha asegurado que, con la creación de Sortu, la izquierda abertzale "quiere aparentar que ha cambiado" y que ha roto con ETA, pero que no lo ha hecho. Además ha calificado a la nueva formación como "la enésima manifestación del complejo ETA-Batasuna".

Así se ha pronunciado el abogado del Estado Manuel Rivero al exponer sus conclusiones en la vista ante la Sala del 61 del Tribunal Supremo de las demandas contra Sortu.

En ella ha negado que la ponencia Zutik Euskal Herria de la que surgió la nueva formación abertzale contenga una "crítica" del terrorismo de ETA, ya que se limita a "ignorar" la cuestión de la violencia.

La diferencia respecto a ocasiones anteriores, ha añadido, es que dada, su debilidad, ETA no está ahora en condiciones de imponer su postura -explicitada en la ponencia Mugarri, que apostaba por un nuevo ciclo de violencia para forzar al Estado a negociar-, pero sigue marcando ciertos límites "que no se pueden traspasar y Sortu no los traspasa", en referencia a la condena del terrorismo.

La Abogacía no cree en la ruptura con ETA

Rivero ha dicho también que la pretendida ruptura entre el sector armado y el político de la que, según la izquierda abertzale, ha nacido Sortu "no es creíble".

El abogado del Estado considera que, a diferencia de lo ocurrido cuando los 'polis-milis' abandonaron ETA o cuando surgieron Euskadiko Ezkerra o Aralar, "no ha habido ni una sola escisión, ni una sola voz en contra".

Es la enésima manifestación del complejo ETA-Batasuna

"Sortu es la enésima manifestación del complejo ETA-Batasuna, hay una sucesión y estamos ante el mismo fenómeno por enésima vez", ha dicho Rivero.

El abogado ha subrayado también que la amenaza de expulsión a quienes apoyen el terrorismo que contienen los estatutos de la nueva formación "contrasta con la ausencia de debate" sobre esta cuestión entre sus miembros.

ETA permite matizar, no condenar

El abogado del Estado se ha extendido sobre este punto al señalar que Sortu sigue fielmente lo establecido por ETA en un documento -intervenido en febrero de 2009- en el que permite a la izquierda abertzale "matizar o contextualizar" sus reacciones ante la violencia, pero nunca condenarla.

"La izquierda abertzale no condenará nunca las acciones de la organización ETA y Sortu no lo ha hecho. Hasta ahí podíamos llegar", ha ironizado Rivero, que ha atribuido esa consigna de la banda terrorista a la necesidad de "cuidar los iconos", es decir, de no contrariar al colectivo de presos de la organización terrorista, que sigue teniendo "un enorme potencial dinamizador".

La izquierda abertzale no condenará nunca las acciones de ETA

"Reconocemos los matices", ha agregado el representante de los servicios jurídicos del Estado, que ha admitido que los estatutos de Sortu contienen unas críticas a la violencia "inusitadas", pero siempre dentro de los límites marcados por ETA: no hay condena, "aunque saben utilizar el término, lo hacen con las torturas, pero cuando ETA no les deja, no lo hacen".

Declaraciones de policías y guardias civiles

Estas conclusiones no hacen si no refrendar lo dicho el lunes por un agente del Cuerpo Nacional de Policía, quien dijo que Sortu es una iniciativa de Batasuna para refundarse -"son las mismas personas con un proyecto nuevo"- y que ha recibido el "plácet" de la banda terrorista ETA.

Además, uno de los guardias civiles que también declaró como testigo aseguró que hay "signos evidentes" de que ETA "no se va a disolver" y que se han descubierto "planes de futuro" que ponen de manifiesto "todo lo contrario".

Noticias

anterior siguiente