Enlaces accesibilidad

Silvio Berlusconi será juzgado por abuso de poder y prostitución de menores por el 'caso Ruby'

       
  • El juicio inmediato decidido por el Tribunal de Milán será el 6 de abril
  •    
  • El primer ministro italiano siempre ha negado estas acusaciones

Por
Silvio Berlusconi irá a juicio, finalmente, por el caso Ruby

Una jueza del Tribunal de Milán ha decidido enviar a un juicio inmediato al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por supuestos delitos de concusión e incitación a la prostitución de menores en el llamado caso Ruby, la joven marroquí que acudió a sus fiestas cuando era menor de edad.

Según ha informado este martes la jueza para las investigaciones preliminares Cristina di Censo, el juicio comenzará el próximo 6 de abril a las 09:30 ante el Tribunal de Milán, en el que Berlusconi tiene pendientes dos procesos más, así como una audiencia preliminar. 

"La jueza ha  depositado el decreto, con el que se dispone en virtud de los artículos  453 y siguientes del código del procedimiento penal, el juicio inmediato  a cargo del honorable Silvio Berlusconi por los delitos de concusión y  prostitución de menores", reza el comunicado.

Los fiscales de Milán mantienen que Il Cavaliere pagó por tener relaciones sexuales con un "número importante" de mujeres jóvenes,  incluidos la marroquí Karima El Mahroug, más conocida como Ruby  Rompecorazones, cuando era menor de 18 años, la edad mínima legal para  ser prostituta en Italia.

Sexo a cambio de regalos y dinero

La hipótesis de delito de concusión (una acción de abuso de poder)  esgrimida por la Fiscalía se centra en la llamada telefónica de  Berlusconi el 27 de mayo de 2010 por la noche a funcionarios de una  comisaría de Milán para exigirles que dejaran en libertad a Ruby,  detenida por un pequeño robo, y se la entregaran a la consejera de  Lombardía Nicole Minetti, alegando que era la sobrina del entonces  presidente egipcio Hosni Mubarak.

En  cuanto a la incitación a la prostitución de menores, la  Fiscalía ha basado su investigación en numerosas escuchas telefónicas a  las chicas que acudieron a las fiestas del mandatario, de 74 años, a  cambio de regalos y dinero. De hecho, la investigación se centra en  la presencia misma de la joven en ocho ocasiones en la mansión de  Berlusconi de Arcore (próxima a Milán), donde la chica asegura que  siempre dijo tener 24 años, aunque tenía 17 en realidad, y en las que la  Fiscalía cree que hubo encuentros sexuales con el mandatario.

La jueza Di Censo indica al Ministerio del Interior italiano y a la  propia Ruby como partes damnificadas, respectivamente, por los supuestos delitos cometidos por Berlusconi, cuyo  sumario fue separado del general del caso, en el que figuran la propia  Minetti, el representante de famosos Lele Mora y el director de  informativos del canal Rete Quattro, Emilio Fede.

Otros dos procesos pendientes

En una primera reacción recogida por los medios de comunicación  italianos, el abogado de Berlusconi, Piero Longo, asegura que no se  esperaban "nada distinto" a la decisión anunciada este martes.

Berlusconi siempre ha negado todas las acusaciones y ha asegurado que nunca ha pagado por sexo, afirmando en cambio, que los fiscales de izquierda actúan por motivos políticos y que están acosándole y tratando de destruir su carrera.

El primer ministro italiano tiene pendiente ante el Tribunal de Milán el llamado caso Mills, en el que se le acusa de corrupción en acto judicial y que se reanudará el próximo 11 de marzo, así como el proceso Mediaset, en el que el primer ministro está imputado por un supuesto fraude fiscal y que retomará las vistas el próximo 28 de febrero, tras ser suspendidos ambos por un escudo judicial ahora invalidado.

En fase de audiencia preliminar se encuentra el caso Mediatrade, que fue también suspendido en base al último escudo judicial del mandatario invalidado el pasado enero por el Tribunal Constitucional y en el que se debe decidir ahora si se juzga a Berlusconi por supuesta apropiación indebida y fraude fiscal.

Noticias

anterior siguiente