Enlaces accesibilidad

Ben Alí, el hombre más poderoso de Túnez que cayó por los excesos de su mujer

  • Con 16 años fue encarcelado por su militancia política
  • Seis años después, era jefe de la Seguridad Militar de Túnez
  • Realizó en EE.UU. estudios especializados en espionaje y contraespionaje
  • Sus detractores culpan a la familia de su mujer del saqueo que sufre el país

Por
Perfil de Ben Ali, presidente de Túnez

Zine El Abidine Ben Ali, presidente de Túnez y General del Ejército desde 1979, nació en Susa (Túnez), en 1936. Es hijo de un trabajador portuario, que tuvo 12 hijos.

Formado en la Escuela Militar de Saint Cyr, en Francia, es Diplomado de la Escuela Francesa de Artillería de Chalons-Sur-Marne.

Fue militante activo de las Juventudes Socialistas Desturianas, rama Juvenil del PSD de Habib Burguiba, por lo que fue encarcelado en 1952. Con sólo 22 años era jefe de la Seguridad Militar de Túnez, cargo en el que se mantuvo durante 16 años y que le sirvió para conocer en profundidad las Fuerzas Armadas.

Realizó estudios en varios centros de Estados Unidos, especializados en espionaje y contraespionaje, y más tarde obtuvo el Diploma de Estado Mayor.

23 años al frente del país

En 1974 ocupó el puesto de Agregado Militar en la Embajada de Túnez en Rabat y en 1977 pasó al Ministerio de Defensa, y ese mismo año, a la Dirección General de la Seguridad Nacional que dejó en 1980 al ser nombrado embajador en Polonia.

De allí regresó a Túnez en 1984 y de nuevo, a la Dirección de la Seguridad Nacional como Secretario de Estado de Seguridad. Posteriormente fue designado ministro de Seguridad Nacional y del Interior, en abril de 1986.

El 2 de octubre de 1987 fue designado Primer Ministro, cargo que simultaneó con la cartera del Interior y con el puesto de Secretario General del gubernamental Partido Socialista Desturiano.

El 7 de noviembre de 1987, siete doctores declaraban a Habib Burguiba incapaz de gobernar y Ben Alí tomaba posesión de la Presidencia, reservándose la Cartera de Defensa.

El 2 de abril de 1989 fue refrendado como presidente tras las elecciones presidenciales a las que concurrió como único candidato, aunque apoyado por todas las fuerzas políticas, al conseguir el 49,27% de los votos.

Posteriormente, el 20 de marzo de 1994, se celebraron las primeras elecciones presidenciales y legislativas pluripartidistas, con un sistema mixto de mayoría y proporcionalidad, para garantizar a la oposición entre el 7 y el 10% de los 141 escaños de la Asamblea.

Planearon asesinarlo en 1991

Ben Alí acudió como candidato del partido gubernamental, la Agrupación Constitucional Democrática, y fue reelegido presidente con el 99,91% de los votos.

En octubre de 1999 renovó su mandato tras las elecciones presidenciales con el 99,44% de los sufragios con la promesa de realizar reformas democráticas, que se plasmó en la promulgación de una ley de partidos políticos.

En septiembre de 1991 se descubrió un complot para asesinarlo junto a varios miembros del Gobierno, organizado por el grupo integrista "Annahda", que pretendía además formar un Gobierno provisional islamista.

En enero de 2001 procedió a un reajuste ministerial dirigido por el primer ministro Mohamed Ganuchi; asimismo, en noviembre anunció una serie de reformas de la constitución y del Código Electoral.

Sus victorias no estuvieron exentas de polémica

El referéndum celebrado el 26 de mayo de 2002 que secundó la práctica totalidad de los tunecinos permitió modificar la Constitución, así como la reelección de Ben Alí cuando cumpliera su tercer mandato en 2004. Hasta ese momento, sólo estaba permitido al jefe del Estado acumular 3 mandatos quinquenales, lo que hubiera significado que Ben Alí tendría que haber dejado su cargo en 2004.

En septiembre de 2002 reajustó de nuevo su gabinete suprimiendo la cartera de Derechos Humanos, que pasó a depender de Justicia, remodelación que volvió a realizar en agosto de 2003.

En octubre de 2004 se celebraron elecciones presidenciales que ganó con el 94,48% de los sufragios y que no estuvieron exentas de polémica, al retirar sus candidaturas varios líderes de la oposición.

En los comicios municipales de mayo de 2005 se impuso el partido de Ben Alí con el 94% de los puestos de consejeros.

En agosto de 2009, presentó oficialmente su candidatura a las elecciones presidenciales de octubre, en las que volvió a revalidar su mandato al obtener el 89,62% de los votos.

Los manifestantes culpan del saqueo a la familia de su esposa

El 30 de diciembre de 2010 realizó una remodelación parcial de gobierno, coincidiendo con violentos disturbios (sin precedentes en el país), que estallaron en diciembre y se propagaron por distintos puntos de Túnez en protesta por las desigualdades sociales, que provocaron más de 60 muertos según las organizaciones de derechos humanos.

Tras numerosas protestas que se han prolongado varias semanas y que han desembocado en el estado de excepción, Ben Ali ha abandonado el poder el 14 de enero de 2011, siendo sustituido interinamente por su Primer Ministro, Mohamed Ganuchi. El Ejército tomó el aeropuerto y otras posiciones estratégicas en el marco del estado de emergencia.

Ben Alí está casado actualmente con Leila Trabelsi, a cuya familia culpan los manifestantes de haber saqueado el país.

Noticias

anterior siguiente