Enlaces accesibilidad

Arrestan a un ex agente de la CIA acusado de divulgar documentos secretos

  • Sterling trabajó para la CIA entre mayo de 1993 y enero de 2002
  • Filtró documentos a un periodista del diario The New York Time, según Efe
  • La detención tiene lugar tras las polémicas filtraciones de Wikileaks

Por

Las autoridades judiciales han anunciado el arresto de un ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), acusado de la filtración ilegal de documentos.

Se trata de Jeffrey Alexander Sterling, de 43 años, y está acusado de diez cargos relacionados con la obtencion y divulgación ilegal de información sobre la defensa nacional, informa Efe.

Sterling, que ha sido arrestado en St. Louis, está también acusado de fraude por correo y obstrucción a la justicia, y ha sido citado a comparecer ante el juez federal en ese estado,Terry Adelman, según ha informado el Departamento de Justicia en un comunicado.

Sterling trabajó para la CIA entre mayo de 1993 y enero de 2002. Entre noviembre de 1998 y mayo de 2000, fue desigando a un programa clandestino para espiar las capacidades armamentísticas de ciertos países, según informa la misma agencia.

Sterling firmó varios acuerdos con la seguridad e informes secretos, en los que prometía "no divulgar información secreta a personas no autorizadas", y reconocía que esa información es propiedad de la CIA.

También admitía, con su firma, que la divulgación de estos datos secretos podía constituir un delito federal.

Operaciones de espionaje de la CIA en Irán

Aunque las autoridades no han precisado los detalles sobre las filtraciones ilegales, las fechas y otros pormenores del caso en contra de Sperling apuntan a la filtración de documentos a James Risen, un periodista del diario The New York Times, cuyo libro detalló las operaciones de espionaje de la CIA en Irán, según Efe.

Sterling trabajó en la sección sobre Irán de la CIA y tuvo a su cargo el contacto con espías iraníes que habían desestardo a Estados Unidos.

El Departamento de Justicia emitió citaciones judiciales contra Risen para obligarlo a divulgar las fuentes que utilizó para escribir su libro, pero éste negó y, tras su publicación en 2006, las autoridades federales se centraron en la investigación de Sterling.

De ser declarado culpable de cada uno de los 10 cargos criminales, Sterling afrontaría una pena máxima de hasta 120 años en prisión y una multa de hasta 250.000 dólares por cada cargo, según informa Efe.

La detención, que tiene lugar tras las polémicas filtraciones de Wikileaks, refleja los esfuerzos de la Administración Obama por combatir las filtraciones de documentos oficiales, según observadores.

Noticias

anterior siguiente