Enlaces accesibilidad

Huelga general en Francia el 12 de octubre bajo la amenaza de paro indefinido en los transportes

  • El motivo: la reforma de las pensiones propuesta por el Gobierno
  • Ese día empezaría un paro indefinido en los transportes de París

Por

Los principales sindicatos franceses han confirmado la convocatoria de una nueva jornada de paros el próximo 12 de octubre, para protestar contra la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno.

Será por lo tanto la séptima vez en lo que va de año que los sindicatos franceses llaman a los ciudadanos franceses a manifestarse y a dejar de trabajar por oponerse a las reformas del Gobierno, entre las que destaca el retraso en dos años, hasta los 62, de la edad mínima legal de jubilación.

La confirmación de los paros del 12 de octubre llega antes de que el Senado comience a debatir el plan de reforma de las pensiones del Gobierno del primer ministro, François Fillon.

Se endurecen las protestas

Los sindicatos han respondido al debate con un llamamiento a la huelga indefinida en los transportes de París. "En algunos sectores, los trabajadores están dispuestos a parar durante más de 24 horas", ha señalado el secretario general de la CGT, Bernard Thibault, una de las centrales más representativas junto con la CFDT.

La RATP, sección de la CGT de los transportes parisinos, ha presentado un preaviso de huelga indefinida cuyo cómputo comienza a partir del 12 de octubre.

En los ferrocarriles, los sindicatos deciden este miércoles sus movilizaciones. El responsable de la CGT, Didier Le Reste se ha mostrado a endurecer las protestas "si los ferroviarios no están solos" y si otros "sectores estratégicos" secundan el paro indefinido. Una postura similar muestran los empleados del sector químico y de la petrolera Total.

La CFDT, sin embargo, duda de que los trabajadores estén dispuestos a comprometerse con la acción sindical y que la opinión pública se muestre favorable.

El Gobierno, convencido de su iniciativa

Fillon, en una intervención televisada el domingo, aseguró que "se equivocan" quienes se manifiestan en contra de la reforma de las pensiones.

El primer ministro francés declaró que "pedir a todos que trabajen durante más tiempo no es injusto en nuestro país" a propósito de la medida más criticada de esa reforma, que retrasa en dos años la edad legal mínima de jubilación en Francia.

Cientos de miles de personas -casi tres millones según los sindicatos, poco menos de un millón según las autoridades- se manifestaron el sábado en toda Francia.

Fillon reconoció que hay posibilidad de incluir alguna reforma en el texto, pero no cedió en la iniciativa gubernamental de retrasar la edad de jubilación legal en el país.

Noticias

anterior siguiente