Enlaces accesibilidad

La crisis económica retrae casi un 11% las rupturas matrimoniales durante el 2009

       
  • El divorcio es la forma de disolución preferida por los españoles
  •    
  • Las parejas de entre 40 y 49 años, las que más rompieron
  •    
  • Catalanes, asturianos y canarios lideran el ránking de rupturas

Por
Disminuye un 10,7% el número de rupturas matrimoniales en 2009

Durante 2009 se produjeron 106.166 rupturas matrimoniales, un 10,7% menos que en 2008, coincidiendo con la crisis económica en España, según datos hechos públicos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Así, el pasado año se produjeron 7.680 separaciones, lo que supone un 12,3% menos que el año anterior, 98.359 divorcios y 127 nulidades, que representan respectivamente un 10,6% menos que en 2008.

De este modo, el divorcio se consolidó como forma de disolución matrimonial acaparando el 92,7% de las rupturas. Además, respecto a los matrimonios homosexuales, el pasado año 158 parejas decidieron poner fin a su unión. De ellas, 87 fueron rupturas entre hombres y 71 entre mujeres.

Crecen las rupturas consensuadas

No obstante, el 64,6% de las disoluciones se realizaron de mutuo acuerdo y tan sólo el 32,4% contenciosas, lo que supone un crecimiento de las rupturas consensuadas en un 63,7% en comparación con las registradas el año anterior y en el 17,1% de los divorcios hubo separación previa.

La década de los 40 parece ser la edad en la que se forjan la mayor parte de las desuniones porque la mayoría de las personas que decidió poner fin a su relación tenía entre 40 y 49 años.

Así, la edad media de las mujeres que deciden poner fin a su matrimonio se situó en los 41,9 años (41,6 años en los divorcios, 44,9 en las separaciones, y 38,4 en las nulidades). Mientras que en el caso de los hombres, la cifra se elevó hasta los 44,4 años (44,2 años para los hombres y 41,7 para las mujeres).

Por nacionalidad de los cónyuges, el 87,2% de las rupturas tuvo lugar entre españoles, el 8,4% se produjo en parejas en las que uno de los dos miembros era extranjero y el 4,4% en uniones en las que ambos miembros eran de fuera.

Las madres se quedan con la custodia

Respecto a la descendencia, el 53,6% de los matrimonios disueltos en el año 2009 tiene hijos menores de edad. Por lo que en el 57,5% de las disoluciones se asignó una pensión alimenticia.

Por su parte, la custodia de los hijos menores fue otorgada a la madre  en el 84% de las rupturas, el padre obtuvo la custodia en el 5,6% de  las disoluciones y en el 9,7% de los casos fue compartida por ambos  cónyuges.

En lo que concierne a la presentación de la demanda de disolución  matrimonial tanto en divorcios como en separaciones, en el 45,5% de los  casos la demanda fue presentada por ambos cónyuges, en el 30,1% por la  esposa y en el 24,4% por el marido.

La duración de los procesos únicamente se demoró más de un año en el  8,5% de los casos en las demandas de divorcio y un 7,1% en las  separaciones. Por lo tanto, la duración media fue de 4,9 meses.

Se nos rompió el amor... a los 15 años de matrimonio

La duración media de los matrimonios disueltos fue de 15,6 años, una cifra idéntica a la registrada en 2008 por el INE. Asimismo, los divorcios registrados se llevaron a cabo tras 15,3 años de unión, mientras que las separaciones se realizaron tras una media de 19,1 años juntos y las nulidades con tan sólo 6,5 años de matrimonio.

Así, el 29,7% de los divorcios se produjo después de 20 años de matrimonio y el 20,6% en uniones que duraron entre seis y diez años y en el caso de las separaciones, el 41,7% de los matrimonios tuvo una duración superior a 20 años y el 18,1% entre seis y diez años.

Atendiendo al estado civil de los cónyuges cuando contrajeron el matrimonio que se disuelve, la mayoría eran solteros. En el caso de los varones, el 5,4% eran divorciados y el 0,6% viudos. Entre las mujeres, el 4,7% eran divorciadas y el 0,4% viudas.

Por último, por comunidades autónomas, Canarias, Asturias y Cataluña fueron las que registraron mayor número de rupturas junto con la ciudad autónoma de Melilla. Mientras que Castilla-La Mancha, Extremadura y Castilla y León registraron las menores tasas.

Noticias

anterior siguiente