Enlaces accesibilidad

Polémica en Sanfermín: blanco y rojo vs. colores chillones para reconocerse en televisión

       
  • "El encierro actual es un circo; el personal va a que se le vea"
  •    
  • "Es necesario poner algunas normas y recuperar la esencia y la estética"

Por

Comienza Sanfermín; y con él, regresa uno de los debates más controvertidos que le persigue durante los últimos años. La vestimenta de los corredores de los encierros genera un enfrentamiento entre los defensores del blanco y rojo tradicionales y los que prefieren correr con camisetas más coloridas para alcanzar un mayor protagonismo e incluso aparecer en televisión. El Ayuntamiento de Pamplona es consciente, y este año ha puesto en marcha una campaña con el objetivo de concienciar a los corredores sobre la importancia de la vestimenta blanca.

 "El encierro actual es un circo; el personal va a que se le  vea. Uno no corre para que se le vea, corre para disfrutar". Así lo ve Julen Madina, uno de los corredores con más experiencia de cuantos participan en los encierros y que defienden que el abandono de la vestimenta tradicional por una más llamativa responde al afán de protagonismo de algunos corredores.

"El encierro es libre de participación pero no de actuación. Todo el mundo puede participar pero dentro de unas normas", declara Madina, para quien la culpa  no es sólo de los corredores. Cree que el Ayuntamiento debe establecer unas normas  respecto a la vestimenta de los corredores. "Para recuperar la esencia y la estética. Pamplona tiene que tomar medidas", asegura Madina.

Todo forma parte de una filososfía que ha cambiado. Es una polémica vieja

Desde que TVE comenzara en 1982 las retransmisiones de los encierros, se viene notando este cambio en la vestimenta de los corredores. Muchos comerciantes ven en esta tendencia la posibilidad de anunciarse en televisión, de una forma barata,  usando las camisetas de los corredores. "A mí, se me ofreció hacer publicidad, pero me negué", reconoce Julen Madina.

Otro partidario del blanco y el rojo es César Cruchaga, corredor y ex jugador de Osasuna, que como buen navarro es conocedor de San Fermín y su historia. Se declara defensor de la tradición y sostiene que son precisamente ellos, los pamploneses, los encargados de mantenerla viva.

"Nosotros tendríamos que intentar mantener la tradición, pero el encierro que hemos heredado de nuestros mayores lo estamos destrozando". Para Cruchaga la campaña realizada por el Ayuntamiento ha sido insuficiente: "Se han pegado carteles, pero no ha tenido mucho eco".

Concienciar, no obligar

El Ayuntamiento ha lanzado una campaña para potenciar el uso del color blanco. Durante todo el año se ha fomentado el diálogo, en la mesa de  encierro, entre los representantes del Ayuntamiento y los propios  corredores. De esta mesa ha surgido esta campaña, que defiende la vestimenta tradicional para los corredores del encierro.

De este modo, el  Ayuntamiento  también apuesta por mantener la tradición y  por que este año  se vea la mayor cantidad de gente posible vestida de blanco, ya que no en vano  es la imagen de Pamplona.

No obstante, Jokin Zuasti, experimentado corredor de encierros con más de 30 años corriendo en la  cara de los toros, sostiene que  "en la tradición más antigua se corría como se salía de casa,  incluso de traje", y fue 'sólo' hace 50 años cuando"el rojo y el blanco se impuso".

Zuasti afirma que el problema es generacional: "Los corredores habituales que tenemos más de tres décadas a  nuestra espaldas en el recorrido, corremos todos de blanco. Luevas generaciones, que corren muy bien el encierro, son los que van de rayas"Finalmente, Zuasti sostiene que "el uso del blanco deriva del respeto que hay que mostrar por el toro".

"La campaña trata de concienciar a la gente y no de obligarla", admiten desde la Concejalía de Segurida Civil por que aseguran es inviable el establecimiento de una normativa de obligado cumplimiento en lo que a la vestimenta de los corredores se refiere, como pretende el sector más tradicional de los corredores, al tratarse de una cuestión estética y no de seguridad ciudadana.

Más partidario de armonizar los distintos intereses se ha mostrado Miguel Reta Azcona, pastor del encierro de Sanfermín desde hace 16 años,  "Como pamplonés, sí veo más bonito, estético y tradicional el ir de blanco, pero siempre he estado en contra de la obligación. El  mantenimiento de la tradición requiere una importante labor de  información, pero no se puede obligar a nadie".

Entiende que el hecho de imponer la vestimenta blanca no conllevaría, necesariamente, el anonimato en el encierro, que defiende el sector más tradicional: "Algunos de los corredores que defienden el blanco también eligen sus camisetas para conseguir visibilidad".

Reta, que sí cree que la campaña ha tenido éxito al verse más gente vestida de blanco, va más allá y considera tan importante conservar las tradiciones como el desarrollo y apertura de Sanfermín: "La sociedad evoluciona  y el encierro con ellos".

Noticias

anterior siguiente
-->