Enlaces accesibilidad

Un planeta devorado por su estrella

  • Es el planeta más caliente jamás encontrado
  • Se ha acercado tanto a su estrella, que está siendo devorado por ella
  • Desaparecerá en 'solo' 10 millones de años

Por
El exoplaneta, identificado como WASP-12b, está siendo absorbido poco a poco por su 'Sol'.
El exoplaneta, identificado como WASP-12b, está siendo absorbido poco a poco por su 'Sol'. NASA (Representación artística)

Como una polilla atraída por la luz un planeta más grande que Júpiter se ha acercado tanto a su estrella madre que está siendo devorado por ella. El suceso cósmico ha sido captado por uno de los nuevos instrumentos del telescopio Hubble, que ha 'cazado' al planeta con la vida más corta de la Vía Láctea.

El exoplaneta, identificado como WASP-12b, está siendo absorbido poco a poco por su 'Sol'. Dentro de 10 millones de años no quedará nada de él. Algo, que en terminos astronómicos, es muy poco tiempo.

Es el planeta más caliente descubierto jamás

Es el planeta más caliente descubierto jamás. Es 40 veces más masivo que Júpiter y su atmósfera hierve a más de 1.500 grados centígrados.

Debido a sus altísimas temperaturas su atmósfera se ha expandido tanto que es casi tres veces el radio de Júpiter y ya ha comenzado a derramar parte de su material sobre la estrella.

Esta transferencias de materiales es común entre estrellas binarias, pero es la primera vez que se logra detectar de un planeta a una estrella

"Vemos una nube enorme de material en torno al planeta del cual se está desprendiendo y que será capturado por la estrella. Hemos identificado elementos químicos nunca antes vistos en planetas fuera de nuestro sistema solar", manifestó Carole Haswell, científico de Open University, en el Reino Unido, en un informe sobre el estudio del planeta que publica este mes la revista The Astrophysical Journal Letters.

Las observaciones del Espectrógrafo de Orígenes Cósmicos del Hubble confirman la teoría planteada el mes pasado por el científico Shu-lin Li, del Departamento de Astronomía de la Universidad de Pekín, quien pronosticó la distorsión del planeta por efecto de la atracción de su estrella así como la expansión de su atmósfera.

El exoplaneta WASP-12 se encuentra a unos 600 millones de años luz de la Tierra en la constelación Auriga y fue descubierto por científicos británicos hace dos años.

La sensibilidad ultravioleta extrema del espectrógrafo permitió medir los cambios de la luz en momentos en que el exoplaneta pasaba frente a la estrella.

A través de esas observaciones se determinaron cambios pronunciados en las líneas de absorción del aluminio, el estaño y el manganeso, lo que significa que esos elementos existen tanto en el exoplaneta como en su estrella.

Noticias

anterior siguiente