Enlaces accesibilidad

"Los problemas de salud previos de Haidar le harán aguantar menos de 80 días"

  • Así lo asegura una experta en nutrición del hospital Vall d'Hebrón
  • Cree que "en breves días" la situación de Haidar será "crítica"

Ver también: cronología del 'caso Haidar'/ preguntas y respuestas

Por

"En pocos días la situación de Aminatu Haidar será crítica". La coordinadora de la Unidad de Soporte Nutricional del Hospital Vall d'Hebrón, Rosa Burgos, cree que si la activista saharaui cumple el mes de ayuno su situación "empeorará considerablemente".

Haidar cumple ya 25 días de huelga de hambre en los que sólo ingiere agua azucarada. Según ha explicado la doctora a RTVE.es, es difícil que una persona aguante más de 80 días en esas condiciones tan precarias.

"Ha habido casos de personas que han aguantado hasta 100 días ingiriendo exclusivamente agua azucarada, pero las condiciones previas de Aminatu empeoran la situación", ha aseverado la experta.

La activista saharaui ya estuvo un mes en huelga de hambre, padece una úlcera gastrica y, además, no toma la medicación para tratarse de esta dolencia.

Aminatu tiene claro que continuará con su protesta. Ha asegurado que tomará medidas por la vía penal si es alimentada por la fuerza.

Así ha respondido la activista saharaui a las preguntas de los periodistas.

La respuesta del organismo ante el ayuno

"El aguante de un organismo que se somete a ayuno dependerá de su estado nutricional previo", señala Burgos, quien explica que el hecho de que ingiera agua azucarada hace que la huelga se pueda desarrollar durante un período más extenso ya que "el organismo necesita la glucosa".

Los primeros días de ayuno la sensación de hambre desaparece, aunque a priori pueda parecer lo contrario. A partir de ahí, comienzan los primeros síntomas de debilidad que se van extremando más y más hasta impedir caminar. Es el caso de Haidar que necesita de una silla de ruedas para los desplazamientos.

El hundimiento de ojos y la dificultad a la hora de hablar son otros de los primeros síntomas que aparecen en este proceso que deriva en una disminución de la tensión arterial y de la frecuencia cardiáca. En el caso de las mujeres, rápidamente, desaparece la menstruación.

Mareos, dolores de cabeza, oculares, musculares y articulares son otros de los síntomas tras un largo período sin ingerir alimentos.

"Lo primero que se degradan son las proteínas musculares pero el organismo tiene numerosos mecanismos de defensa y busca la proteína visceral", ha detallado la especialista del Hospital Vall d'Hebrón.

Los primeros órganos en verse afectados son los riñones "aunque con la hidratación se va compensando el daño". El hígado se queda rápidamente sin reservas de glucógeno.

Finalmente lo que produce la muerte tras un período largo de huelga de hambre es un fallo multiorgánico derivado de un fallo renal y cardiáco.

La doctora Burgos señala que es difícil determinar el tiempo de vida que le queda a Aminatu si continúa con la huelga de hambre, pero considera que entre los 60 y 80 días el riesgo de muerte es muy alto.

Noticias

anterior siguiente