Enlaces accesibilidad

Donostia descubre al Spielberg que vino de China

  • Lu Chuan presenta en el festival de San Sebastián City of Life and Death
  • La película, de gran calidad, cuenta la masacre de Nankín a manos japonesas
  • Unos personajes llenos de matices han provocado la polémica en su país
  • Making plans for Lena, de Christophe Honoré, decepciona
  • Toda la información en el especial del Festival de cine de San Sebastián 2009

Por
Lu Chuan ha creado con poco presupuesto una gran película sobre la guerra, esta vez en China.
En diciembre de 1937, Europa contenía la respiración frente a la Alemania nazi. Al otro lado del mundo, Japón arrasaba la entonces capital china, Nankín, en lo que luego se llamó "La masacre de Nankín" o "La violación de Nankín".

Durante seis semanas, las tropas niponas acabaron con la vida de entre 150.000 y 300.000 personas (el volumen y la intensidad de la matanza es motivo de enfrentamiento entre China y Japón). Asesinaron a miles de civiles a sangre fría, muchos de ellos niños, y violaron a las mujeres y las hijas de sus enemigos. Pero aquello no lo hicieron 'monstruos'.

Y eso es lo que el cineasta chino Lu Chuan muestra en City of Life and Death, la sexta película que se presenta a concurso en la sección oficial del festival de San Sebastián.

"Originalmente pensé que los soldados que cometieron aquella masacre eran bestias, pero al leer sus diarios me di cuenta de que eran gente corriente", ha asegurado en rueda de prensa el realizador de una película mayúscula que tiene acción, drama, lirismo y reflexiones muy profundas sobre la condición humana.

Schindler en China

Blanco y negro, historia coral con personajes matizados en uno y otro bando, un comerciante nazi que intenta salvar a los masacrados, batallas entre los escombros de la ciudad... Es inevitable pensar en La lista de Schindler cuando se ve City of Life and Death y de hecho es la película favorita del realizador chino, aunque este ha insistido en que ha querido hacer "algo diferente, no una versión" de la cinta de Spielberg.

Si finalmente esta película se alzase con la Concha de Oro, a la que apunta descaradamente, el festival de San Sebastián tendría la posibilidad de hacer lo que es casi seguro no podrán hacer en Estados Unidos.

"La película ha sido muy polémica en China, muy controvertida", ha asegurado en varias ocasiones Lu Chuan cuando se le ha preguntado si sueña con el Oscar. "Por eso, tiene muy pocas posibilidades de ser elegida por el Gobierno", que es quien tiene que decidir la que opta a los premios de la Academia.

El cineasta asegura que en China hay quien le considera "un traidor" porque ha mostrado a sus compatriotas la realidad, que el mal puro no existe. Que la mayoría de la gente que cometió atrocidades, que hoy las comete, eran personas normales, seres humanos que se divierten y sufren... aunque sea un soldado japonés.

Honoré no convence a nadie

En sección oficial, se ha presentado además Making plans for Lena, de Christophe Honoré, que no ha gustado. Cuenta la historia de una mujer que acaba de divorciarse y que quiere curar sus heridas en una casa de campo con la familia.

La película, protagonizada por Chiara Mastroianni, trata de mostrar la falta de madurez de toda una generación (la que ahora se encuentra entre los 30 y los 40 años), que busca una vuelta al hogar, o quizá a un paraíso perdido. Pero la cosa se queda en intento.

Noticias

anterior siguiente