Enlaces accesibilidad

Kadaré, un escritor albanés comprometido

  • Se ganó la vida como periodista escribiendo en revistas literarias
  • Desde 1990 a 1999 abandonó Albania y estuvo autoexiliado en Francia
  • Una de sus novelas más conocidas es Tres cantos fúnebres por Kosovo

Por
Escritor, periodista y poeta, Ismaíl Kadaré, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2009, nació en Gjirokaster, en el sur de Albania, en 1936, en el seno de una familia de modestos funcionarios.

Durante la Segunda Guerra Mundial, su ciudad natal fue sucesivamente ocupada por los italianos, los griegos, las fuerzas reaccionarias albanesas, los alemanes, y finalmente fue liberada por los partisanos albaneses.

Estudió letras en la Universidad de Tirana y acabó la carrera en el Instituto Gorki de Moscú, verdadero semillero de críticos y autores.

De regreso en Albania en 1960, debido a la ruptura de relaciones entre su país y la Unión Soviética, se ganó la vida haciendo de periodista en diversas revistas literarias y empezó a publicar poesía.

Su primera novela, El general del ejército muerto, se convirtió en un éxito y lo dió a conocer fuera de las fronteras albanesas como un autor de gran talento.

Desde entonces ha publicado un gran número de novelas, como El palacio de los sueños, El monstruo, Abril quebrado, El año negro, o Los tambores de la lluvia están inspiradas en gran parte por leyendas y por la historia albanesa, en las que refleja las visicitudes del pueblo y el despotismo de las dictaduras.

Entre sus obras más conocidas se encuentran también: Spiritus, novela con caos, revelación y vestigios, La pirámide, El cortejo nupcial helado en la nieve, o Tres cantos fúnebres por Kosovo, un libro fundamental para comprender el drama que se padece en los Balcanes.

Disidente y embajador cultural

Está considerado como uno de los mejores escritores europeos y un clásico de la literatura del siglo XX. Creador de una producción narrativa, poética y ensayística de más de treinta títulos y galardonado con múltiples premios internacionales, su obra ha sido traducida a más de cuarenta idiomas.

La mayor parte de su obra, de gran repercusión en Albania, fue escrita y publicada bajo el régimen de Enver Hoxha. Además de la calidad literaria de su obra, es un caso excepcional de escritor disidente que ha podido publicar sus novelas dentro de las fronteras del Estado que tan a menudo ataca; gracias a esta situación ambigua, se convirtió en el símbolo de la oposición al régimen estalinista, y a la par, en el mejor embajador de su país en el extranjero.

Kadaré es probablemente el intelectual más importante de Albania y uno de los más activos en Europa y jugó un destacado papel en el esclarecimiento internacional del drama de los albaneses en Kosovo.

Desde la estabilización parcial de la situación de los albanokosovares, Ismaïl Kadaré vuelve a pasar largas temporadas en Tirana tras casi nueve años de autoexilio en Francia desde 1990 a 1999.

Mitos y reflexión

La literatura de Kadaré constituye un desafío a los preceptos doctrinarios del realismo socialista y una compleja y penetrante reflexión acerca de las relaciones entre las personas, la libertad individual, la capacidad de creación, el amor y el poder.

El universo de Kadare está lleno de mitos, y se inspira en escritores como Homero, Esquilo, Shakespeare, Cervantes o Gógol. En cuanto a referencias temporales, el Imperio otomano, China, Egipto antiguo, la Unión Soviética, Albania medieval o moderna vienen a coincidir en el infinito de un laberinto temporal.

Su escritura, reflexión sobre el lenguaje y la leyenda, aúna, por una parte, el respeto a las tradiciones del cuento y la novela, y, por otra, una gran innovación dentro del terreno estilístico, sobre todo en lo que a la percepción del tiempo novelesco se refiere.

Noticias

anterior siguiente