Enlaces accesibilidad

Una cantante de iglesia de 47 años a la que nunca han besado, la nueva estrella del Reino Unido

       
  • Susan Boyle ha cautivado a todo el mundo con su increible voz y su carisma
  •    
  • Podría ser el nuevo descubrimiento del concurso Britains got a talent
  •    
  • Su actuación fue vista 2.485.245 veces en 72 horas, según la prensa local
  •    
  • Más de seis millones de personas han querido ver su talento en internet

Por
Susan Boyle enmudece al Reino Unido con su voz
Susan Boyle, una mujer escocesa de 47 años, ha dado una lección a los prejuiciosos. Ha demostrado que las apariencias engañan.

Una mujer feucha, con aspecto desarreglado, de 47 años y que canta en una iglesia, quiere ser la nueva estrella del programa Britains Got Talent, el Operación Triunfo de Reino Unido. Y además la mujer afirma con vehemencia: "Voy a hacer que el público salte de su silla".

Probablemente ninguna persona, ni del público ni del jurado, que iba a presenciar la actuación de esta mujer esperaba que sus intenciones fueran en serio.

Pero las risas y críticas de los incrédulos duraron muy poco. La interpretación de Susan Boyle de I Dreamed a Dream, de Les Miserables, y su fantástica voz dejaron con la boca abierta a todo el Reino Unido. Y también al resto del mundo.

De momento, el vídeo de la actuación ha sido visto 2.485.245 veces en 72 horas y es de los más vistos en el portal Youtube, según informa la prensa local.  Son ya más de seis millones de personas las que conocen a Susan Boyle.

"Nunca me han besado"

Aunque la voz de Boyle es muy buena, es probable que su talento no hubiera brillado tanto si fuera una jovencita de buen ver. Su carácter desinhibido y cómico han tenido mucho que ver.

Cuando se presentó al programa dijo sin tapujos y con gran sentido del humor "nunca me han besado, pero no es ningún anuncio". 

Y cuando se subió al escenario y dijo que tenía 47 años el jurado hizo un gesto de sorpresa, a lo que ella respondió "pero sólo en una pierna".

Desde que salió en la televisión hace tan sólo tres días, su carisma y desparpajo ha cautivado a millones de espectadores de todo el mundo.

El caso de Boyle recuerda al de Paul Potts, el vendedor de teléfonos que recordaba a Plácido Domingo. Potts fue el ganador de la edición del 2007 de Britain's Got Talent y según la prensa local ha sido el concursante de reality shows más conocido a nivel internacional. 

Noticias

anterior siguiente