Enlaces accesibilidad

Las acusaciones cruzadas se imponen a los programas en la campaña electoral gallega

  • Hubo acusaciones sobre corrupción, gastos suntuarios o uso del Gobierno en campaña
  • El PP criticó el "secuestro de voluntades" del BNG por dar un mitin sorpresa a ancianos
  • Pérez Touriño habla de una Galicia "resignada y pasiva" durante el mandato del PP
  • Quintana se somete a preguntas de los ciudadanos en Coruña

Por
La campaña del PP en Galicia cuenta hoy con la presencia de Mariano Rajoy
Las acusaciones cruzadas sobre corrupción, gastos suntuarios o utilización del Gobierno en campaña se impusieron en la jornada electoral en Galicia a los programas de los distintos candidatos.

Tras la publicación de una nueva acusación al actual presidente, Emilio Pérez Touriño, de disponer de muebles en su despacho por más de 200.000 euros, la secretaria de organización del PSdeG, Mar Barcón, ha informado de otros gastos de la época del PP, cuyas facturas no habían "sacado a la calle", como una mesa inglesa del XIX, por 33.524 euros, "que no aparece".

La dirigente socialista acusó al candidato del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, de, una vez "perdidas" las anteriores elecciones, haber contratado a su hermana en una asistencia técnica por 400.000 euros.

Por su parte, el candidato del PPdeG calificó estas acusaciones de "insidias e injurias" y dijo que le recuerdan a una película del director de cine Pedro Almodóvar, ya que revelan que los socialistas están "al borde de un ataque de nervios".

"Secuestro de voluntades" en un mitin sorpresa

El cruce de acusaciones de la jornada alcanzó también al candidato del BNG, Anxo Quintana, que ayer pidió el voto en una reunión con mayores que participaban en una excursión a Portugal sin saber que pararían en Oia para escuchar al candidato nacionalista.

Quintana explicó ayer mismo que había acudido al acto invitado y sin conocer los detalles de su convocatoria, pero Núñez Feijóo consideró "lamentable" el "secuestro de voluntades" que cree supuso la participación del candidato del Bloque en el encuentro de Oia.

También se refirió a este asunto el presidente del PP, Mariano Rajoy, que ha hecho campaña en Pontevedra, y que ha calificado de "burla" y "engaño" el mitin sorpresa.

Quintana ha lamentado que alguien se pudiese haber sentido ofendido por su presencia ayer en un encuentro de mayores en Oia y calificó de "desagradable sorpresa" que esto haya "incomodado" a alguien, porque "esa no era mí intención." Lo que sucedió ayer, subrayó Quintana, "fue una equivocación de los que organizaron el acto, que no debería haber sucedido nunca", un encuentro, dijo, donde "todo el mundo tenía derecho a saber que yo iba a estar".

Por su parte, el candidato socialista ha reclamado en Ourense el voto para el PSdeG, porque, durante los 16 años de Gobierno del PP y de Manuel Fraga, había una Galicia "resignada y pasiva", y los populares se han pasado la legislatura "siesteando y durmiendo".

El nacionalista Anxo Quintana se sometió hoy a preguntas de los ciudadanos en A Coruña, ante los que afirmó -a preguntas de un jubilado- que no está de acuerdo con "utilizar la rebaja de sueldos de los diputados de forma demagógica".

Noticias

anterior siguiente